021 y las vías recreativas

Ciudad y movilidad

Este es un tema que se abordará en la agenda pública nacional y en Hidalgo. Las vías recreativas son espacios públicos abiertos para que las personas transiten de forma segura, ya sea caminando, en bicicleta u otro tipo de vehículos no motorizados y realicen actividades deportivas o de esparcimiento al aire libre, en las calles o avenidas de la ciudad.

El COVID-19 ha evidenciado la falta de espacios públicos que tenemos en nuestras ciudades y la gestión de proyectos hacia el vehículo motorizado, dejando a un lado espacios caminables para que la población pueda realizar una actividad física al aire libre.

La situación actual por la pandemia está generando que las ciudades estén transformando nuestros entornos urbanos a pasos acelerados, propiciando que los espacios públicos sean accesibles, incluyentes, amigables para quienes transitamos en la vía pública, pero sobre todo, amigables con el medio ambiente; de acuerdo a los especialistas de salud este tipo de espacios abiertos permiten el distanciamiento físico entre los individuos y fortalece el sistema inmunológico para disminuir las probabilidades de contagio de esta enfermedad.

Es evidente que la gestión de los recursos públicos para este tipo de proyectos es limitada por atender otro tipo de necesidades prioritarias como hacer frente a la pandemia, pero también es claro que cada día, la ciudadanía organizada y la población en general, demanda una mayor inversión en infraestructura no motorizada, que les permita realizar una actividad al aire libre sin la necesidad de utilizar un vehículo, lo que obliga a las autoridades a tomar acción en las calles para mejorar nuestros entornos urbanos, y así impulsar la iniciativa de vías recreativas entre otro tipo de proyectos que fomenten la cultura de movilidad sustentable.

Por lo que este año las vías recreativas tendrán un papel importante en nuestras ciudades, ya que el costo de implementación no es elevado y el beneficio social que tiene entre la población es alto, generando puntos de encuentro e integración de las familias en lugares donde el automóvil es el principal protagonista de la vía.

Si bien las vías recreativas son un ejercicio que ya se había realizado en algunas ciudades de nuestro estado, hoy este tipo de programas impulsarán una participación ciudadana y una cultura de movilidad que generará avances significativos en la política urbana que se quiera trazar para los siguientes años.

Ricardo Bravo

Activista, promotor de la bicicleta, amante del deporte de aventura y la naturaleza. Creo en el desarrollo sostenible y el trabajo en equipo.