14 años de una primavera violeta: la decisión de las mujeres

Lo personal es político

Hay primaveras violetas que no se olvidan, fechas muy significativas para el movimiento feminista, una de estas el 24 de abril  del 2007 donde se hizo realidad  la despenalización del aborto hasta la semana 12 en el entonces Distrito Federal (ahora denominada Ciudad de México), de acuerdo a las cifras oficiales dadas por el gobierno de la ciudad, desde ese día y hasta diciembre del 2020 han acudido al servicio 231,901 mujeres que viajan desde distintos estados, incluso han accedido 62 mujeres de otros países, de esas cifras es importante decir, que 1280 son hidalguenses, así de generosa ha sido la ley de interrupción legal del embarazo (ILE), además en su momento una de las más avanzadas en la región de América Latina y el Caribe, que desde el primer día que entró en vigor, su implementación fue posible con calidad y calidez en los servicios públicos designados para ello.

Se cumplen ya 14 años de ese hecho histórico del que siempre me siento muy orgullosa de haber sido parte al lado de muchas compañeras feministas, organizaciones civiles, de jóvenes que ya estaban en la promoción y defensa de los derechos sexuales y reproductivos, de mujeres históricas (imposible mencionar a todas) pero que siguen poniendo todos sus esfuerzos para lograr los derechos de las mujeres: Patricia Mercado, Maru Romero, Leticia Bonifaz, Raffaela Schiavon y Marta Lamas que como bien menciona en su libro La interrupción legal del embarazo: El caso de la Ciudad de México el aborto siempre ha sido posible, las mujeres lo han practicado en todas las épocas y culturas, así es, el aborto es práctica reproductiva en la vida de las mujeres y hablar de ello es necesario pero no solo en el ámbito privado, sino como parte de la agenda pública.  

El movimiento feminista ha venido cobrando tal fuerza, que partidos y actores/as de la política partidaria han osado enunciarse feministas en redes sociales, en anuncios comerciales o cuando pretenden golpear al partido mayoritario sin que haya realmente una convicción en la defensa de nuestros derechos, pero recuerden que quien realmente defiende una agenda feminista una de sus causas además de la eliminación de la violencia contra las mujeres, la paridad, el respeto y defensa de la diversidad sexual, es la despenalización del aborto. ¿Cuántos de las y los candidatos se han pronunciado con esta agenda? ¿Será que en Hidalgo, quienes quieran ocupar una curul en el congreso local están dispuestos/as a comprometerse con la despenalización? Es una oportunidad de lo que quedo pendiente en la legislatura pasada a 14 años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, aquí se las dejo candidatos/as: ¿Hidalgo cuándo?,  porque hace dos años que se discutió la despenalización no fue posible debido avanzar porque el grupo universidad que se infiltró en MORENA, decidió votarlo en contra por las pugnas políticas al interior del Congreso y, por la falta de pericia política de Víctor Osmind y su asesora quienes únicamente querían reflectores mediáticos, pero hubo avances dos opiniones técnicas  a favor  de la despenalización del aborto en Hidalgo la emitida por la Procuraduría de Justicia del estado de Hidalgo y la Secretaría de Salud Estatal en la que incluso se hablaba de que estaba todo listo en los servicios si se avanzaba en la legislación, es decir, Hidalgo está listo y como hemos visto con las multitudinarias marchas las hidalguenses cada vez más accionando para que se logre.

Adriana Patlán

Feminista, activista por los derechos de las mujeres, actualmente es Directora de la red por los derechos sexuales y reproductivos en México (ddeser) que acompaña en 15 estados el acceso al aborto legal y seguro, Consejera Social del INMUJERES por el estado de Hidalgo y Consejera Consultiva en temas de la Procuraduría de Justicia del Estado de Hidalgo.