A dos años de explosión en Tlahuelilpan, robo de combustible no cesa

A dos años de la explosión de un ducto en Tlaxcoapan y Tlahuelilpan, el robo de combustible en la entidad no cesa. En los dos últimos dos años se han registrado 2 mil 653 carpetas de investigación ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Ante un delito que creció en la entidad durante 2017 y 2018, pero que en las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) se contabilizó a partir de 2019, se destaca que Hidalgo encabeza las cifras, seguido por Puebla, que cuenta con un denominado Triángulo Rojo, así como Estado de México.

Tan sólo antes de cerrar el año 2020, se dio cuenta de 886 carpetas de investigación por este ilícito del fuero federal de enero a noviembre, es decir, 2.6 denuncias generadas por día en promedio. Pero en 2019, la cifra era casi el doble, con 4.8 expedientes abiertos por robo de hidrocarburo al día.  

Te sugerimos: Persiste pelea por seguro millonario para víctimas de Tlahuelilpan

Tlahuelilpan visibilizó añejo problema social

La explosión en la localidad de San Primitivo, perteneciente al municipio de Tlaxcoapan, justo en el límite con Tlahuelilpan, visibilizó una problemática social que durante los últimos años se quiso ocultar en al menos 27 municipios de la entidad por donde cruzan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en su paso hacia la refinería Miguel Hidalgo y en su envío a la refinería de Salamanca.

Bajo el término acuñado de ‘huachicoleo’, la región reportó un alto número de incidencia por robo de combustible y tomas clandestinas, que derivaron en carpetas de investigación; pero además, se sumó el delito de transporte y almacenamiento de hidrocarburos de procedencia ilícita.

A dos años de la explosión, el 18 de enero, que generó una serie de prejuicios y estigmatizaciones en torno a los municipios de Tlahuelilpan y Tlaxcoapan, así como de su población, se detecta que las cifras en investigaciones han bajado en un 50 por ciento de 2019 a 2020.

No obstante, ahora los puntos territoriales más álgidos se ubican en municipios como Cuautepec de Hinojosa que encabeza el número de tomas clandestinas (de enero a octubre del año pasado 850 tomas fueron detectadas según Pemex Logística), seguido por Tepepango (391), San Agustín Tlaxiaca (368) y Ajacuba con (350), y se suman 23 ayuntamientos más incluido Tlahuelilpan.

Cabe destacar que una toma clandestina no siempre deriva en una carpeta de investigación, pues las denuncias se generan conforme lugares y hechos, en algunos ductos se llegan a encontrar dos, tres o más perforaciones.

La tragedia de Tlahuelilpan sigue siendo motivo de confrontación política.