Opinión

Abraham, el otro perdedor

Agujeros Negros

El rechazo a la colaboración de otros operadores electorales por el equipo de campaña de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Pachuca deja de manifiesto que el delegado de Programas para el Desarrollo Abraham Mendoza Zenteno ensoberbecido con su doble juego se quiso vestir de gloria al convertir a células de los Servidores de la Nación en promotores y movilizadores del voto.

Tomando el modelo de las Brigadas del Sol que aplicó el Partido de la Revolución Democrática (PRD) al que dirigió una década atrás en Tula de Allende, utilizó a quienes estaban a cargo de los programas sociales, cuidadosamente porque los “renunció” en esta etapa para pasado el proceso reincorporarlos evitando incurrir en delitos electorales, pero la estrategia falló, privó la inexperiencia.

Faltó el oficio de quien sabe a qué y a quién se enfrenta; así que Mendoza Zenteno, que esperaba al inicio una doble victoria: la que le daría su alianza con Gerardo Sosa y la segunda, conducir al triunfo a Morena en la capital, aliado al subsecretario del Medio Ambiente Tonatiuh Herrera Gutiérrez  más que al secretario de Hacienda, hoy suma doble derrota.

La soberbia llegó al grado que no solo menospreciaron a equipos de avezados operadores, también se dieron el “lujo” de despreciar a un grupo de empresarios con nombre y apellido que les ofertaron financiar cinco espectaculares, dentro de lo que marca la legislación vigente y fueron olímpicamente despreciados y la estrategia paralela de “vender” al candidato como “luchador social” tampoco funcionó.

Pachuca no fue el único municipio donde operaron las células de los Servidores de la Nación como brigadas de apoyo a los candidatos de Morena, así que a pesar de que el partido en el gobierno federal quedó 6.23 por ciento abajo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el registro de la votación total, que lo ubican como segunda fuerza electoral la percepción ciudadana es de una gran derrota.

Porque su antecedente el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ganó un mayor número de municipios, lo que pesa políticamente en el ánimo de la sociedad, cuando ya está abierto el siguiente, por lo pronto Abraham Mendoza, se constituyó como uno de los otros perdedores en las elecciones municipales.

Publicaciones relacionadas