Activista pide aclarar muerte de tigre en Bioparque

La activista Erika Ortigoza Vázquez fundadora de Invictus exige al ayuntamiento de Pachuca que esclarezca las condiciones en las que murió un tigre de ocho años de edad en la Unidad Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre Endémica y Exótica o Bioparque de Convivencias del municipio de Pachuca.

Por medio de sus redes sociales expuso el pasado domingo sobre la muerte del animal por lo que calificó de ineptitud el actuar de los funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente del municipio.

Derivado de ello pidió la inhabilitación de los funcionarios que trabajan en esta área, específicamente en el Bioparque al incurrir en ejercicio ilícito del servicio público, falta de un deber de cuidado, intimidación, abuso de autoridad, entre otras.

Denunció que al estar en este sitio no contó con un plan terapéutico, no se planeó su reubicación ni se dio seguimiento a su estado jurídico administrativo por lo que pidió ver los circuitos cerrados para el monitoreo de los pacientes a fin de dar claridad al caso.

Aclaró que el tigre “no era un paciente geronto, él nació a finales de 2012, rescatado en el estado de Guerrero e ingresado a la unidad de rescate en el 2015 y muere en 2021”.

El tigre de nombre Luno tenía 8 años y fue capturado en Guerrero luego de haber escapado del lugar donde lo tenían resguardado junto con una hembra, “nunca se dio seguimiento puntual y enérgico para lograr su destino final” expuso Ortigoza y señaló que durante la administración de Yolanda Tellería no se realizaron acciones por lograr su destino final y así poderle reubicarlo al Santuario en Colorado.

De acuerdo con la activista, estas peticiones se realizaron en el 2017 pero no se logró nada, “no es hasta mi breve paso de septiembre a diciembre por la Secretaría de Medio Ambiente de Pachuca que me reencuentro con él”.

Una vez en el cargo, le cambió su dieta modificada cualitativa y cuantitativamente, suplementación que de inmediato se vio reflejada en pelaje y masa muscular, se trabajó conductualmente con el día y noche” relató.

Por lo anterior, la activista exige al municipio que aclaren el equipo técnico o especialistas que estuvieron en el manejo de la salud del tigre, el protocolo de anestesia usado, los resultados de la necropsia y especialmente, por qué no se informó de su muerte.

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.

Deja un comentario