Activistas lamentan que policías no sean sinónimo de protección

Activistas feministas lamentaron que la presencia de elementos de seguridad pública en las manifestaciones que se realizan por la violencia contra las mujeres no sea sinónimo de protección, sino todo lo contrario, es represión que en ocasiones termina en agresión. 

Durante el conversatorio “Defender derechos significa manifestarse en libertad”, organizado por la asociación Conocerles es reconocerles, activistas coincidieron en que la iconoclasia es uno de los métodos que han encontrado para hacer visibles las injusticias y agresiones contra las mujeres. 

Nicteel Garybay, del Bloque Negro; Miguel Barrera, de la Brigada Marabunda; Wendy Galarza, defensora de los derechos de las mujeres y víctima de agresión policial en la protesta del 9 de noviembre en Quintana Roo, así como las periodistas Cecilia Solís y Fernanda Tapia, coincidieron en que los gobiernos de los diferentes niveles gastan recursos económicos y humanos en actos de represión que pueden destinarse a la protección ciudadana. 

A nivel nacional, las manifestaciones de mujeres han sido consideradas como violentas y que dejan daños al patrimonio del Estado porque durante cada movilización llevan a cabo la iconoclasia, no obstante, Fernanda Tapia recordó que las pintas a monumentos históricos no nacen con las marchas feministas, sino que se da en diferentes protestas con reclamos sociales. 

Por su parte, Nicteel Garybay insistió en que esta forma de protesta ha hecho más visible el movimiento ante un reclamo urgente por garantizar la seguridad de las mujeres. 

“Si lo haces bailando, se burlan; si lo haces gritando, se enojan; si lo haces golpeando, te terminan golpeando”, expuso. 

Mostrar más

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.