Afecta pandemia al mundo de la magia y las artes esotéricas

La pandemia de Covid 19 afectó a los magos

El mago Horiam Marvel, reconoció que la pandemia afectó al mundo de la magia, la prestidigitación y las artes esotéricas, que viven horas bajas duramente golpeados por la Covid 19.

Mago, tarotista y lector de café, Mario Rodríguez, nombre real de este personaje, comenta que la pandemia afectó de manera muy ostensible al gremio, que ha batallado para sortear las graves secuelas económicas que dejó el Covid 19.

Llega a Pachuca

Horiam Marvel llegó a la ciudad de Pachuca siendo un niño, procedente de la Ciudad de México de donde es originario, luego de que su padre consiguió hacerse de una casa propia en la colonia Infonavit de Venta Prieta, a la cual arribó junto con toda su familia, luego del terremoto de 1985.

Te recomendamos: Cultura rechaza apropiación de diseños mexicanos

Llegó a un lugar que estaba a las afueras de la ciudad, y tuvo que adaptarse a las condiciones de la ciudad.

Recordó que en una oportunidad, cuando fue a una fiesta a “Reino Tortura”, refiriéndose socarronamente a lo que ahora es Six Flags, le tocó presenciar el espectáculo de un mago, impresionándolo el acto del conejo, el cual sacó de una chistera y se lo obsequió a una de sus tías, lo cual le impresionó y lo acercó al mundo de la magia.

Su mudanza a Pachuca no estuvo exenta de algunas situaciones, pero poco después se mudó al centro de la ciudad, a solo dos cuadras del reloj y a unos pasos de una casa que se decía encantada, donde ahora se encuentra un café cultural.

En esa casa vivían unos hermanos, quienes tenían un libro de John Scarnet, titulado “200 juegos de magia que usted puede hacer”. Eso despertó aún más su curiosidad, porque sus vecinos intentaban hacer un espectáculo para los niños del barrio, y por su interés, se acercó y aprendió con ellos de ese libro.

Convencido por su padre, ingreso al colegio Justo Sierra, alimentado por la historia de que ese edificio parecía un castillo, “pero de Lecumberri, porque conviví con muchos niños y chavos que eran de El Arbolito, donde sufrí de bullying y de todo, porque empecé a usar lentes”.

En su tránsito de la infancia a la adolescencia, tuvo un amigo al que apodaban “El Lobo”, con quien se iba a vender gelatinas y flanes, y en su andar conoció a un trabajador de El Sol de Hidalgo, quien en su juventud se hizo mago, pero también novio de una chica a la que le bajaban los libros.

“Y dentro de esos libros, había uno del siglo XVIII era un tratado y manual de magia, “pero dentro de todas las magias que tenía, había magia de grandes espectáculos, de esos que presentaban los circos de antes, hasta magia con hierbas para bajar borracheras”,

dijo.

Recuerda que en la calle de Rosales, vivía una familia de quirománticas, donde la gente hacía fila para consultar las cartas, y por un azar del destino, intercambiando estampas con unos amigos, les sorprendió la lluvia y conoció a una mujer que comenzó a hacer lances para parar la lluvia, mujer que más tarde lo acercaría al mundo de la lectura de cartas y el café.

Para esto, en el recién construido pasaje Muñoz, en la calle de Guerrero, al inaugurarse se abrió una tienda de regalos, donde vendían bromas y magias que traían de EU que compraba un adolescente Horiam Marvel, y en donde también se abrió un café tarot, donde leían las cartas y el café.

Esa mujer lo impresionó porque también lanzaba profecías, ya que una vez le dijo que se hundirían las casas del cerro, lo cual ocurrió posteriormente en Cubitos, “a Blanca yo me la iría a encontrar repetitivamente, porque esas personas son tus maestros, tus sombras, tus espejos.

Ella portaba entre sus cosas, una bolsa de café, de ese que sirve para hacer lectura de café. Así que la acompañaba a las lecturas que hacía de café, y ella me decía, ‘a ver qué vez’ y así le fui aprendiendo”.

Inicia en el mundo de la magia

Así comenzó su aprendizaje en el mundo de la magia y las artes esotéricas de Horiam Marvel, siendo en ese entonces un muchacho que estudiaba la secundaria, y se empezó a adentrar con algunas maestras que tuvo en la ciudad, como unas hermanas que vivían en la calle de Moctezuma, que eran diestras en la lectura de las cartas de baraja española.

Por esas fechas también llegó de Argentina una mujer, a quien considera su maestra, astróloga y tarotista, quien lo invitaba a su casa y le comenzaba a explicar lo que podía hablar o no en la lectura a las personas y los cuidados en la lectura.

En el camino, tuvo varias maestras y maestros, con quien al paso del tiempo, y de manera natural, les aprendió artes de magia, tarot y cartas, para hacer su propio camino.

A esto también le ayudó mucho que junto con su padre, fueron precursores de la Ferilú, la Feria del libro universitario que se realizaba en los portales de la Plaza Juárez, donde tuvo acceso a libros de magia, pero también a literatura esotérica.

Puedes leer: Promueven el arte circense en Hidalgo

Presentaciones de magia

Luego vendrían sus primeras presentaciones, continuarían los aprendizajes, hasta llegar a ser mago, lector de tarot y café, entre otras quiromancias.

En ese camino, ha podido tener contacto con todo tipo de personas, llegando incluso a leer cartas y café a personajes de la farándula, en Ciudad de México, pero siempre teniendo como base la capital hidalguense.

Largo es el andar de Horiam Marvel, sin embargo, reconoce que la irrupción de la pandemia ha sido devastadora, por lo que tuvo que recurrir a los apoyos federales, y consiguió un préstamo de la federación para establecerse con la venta de comida.

Aunque espera que los tiempos mejoren para la lectura y las presentaciones, en esta pandemia donde le ha pasado de todo, pero donde afortunadamente la magia de la vida lo ha sacado adelante, pues siguen los proyectos y también la posibilidad de poder ayudar a su padre.

Para contactarlo, se le puede ubicar en sus redes sociales en Facebook e Instagram, se le puede ver en su canal de YouTube o bien llamar al 771 180 9195 para sacar cita para una consulta, donde aportara un mensaje de luz y de esperanza en estos tiempos complicados.

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón