Amnesia panista

Letras Minadas

La llamada elección más grande de la historia está en marcha; cual competencia deportiva ayer el árbitro electoral soltó el clásico “en sus marcas, listos, fuera” a los partidos políticos que se disputarán más de 21 mil puestos de elección popular entre gubernaturas, alcaldías, diputaciones federales y locales.

Como es costumbre en cada elección veremos de todo: desde el político ruin que tiene la osadía de fotografiarse con vecinos de alguna colonia pobre para saciar su fingida preocupación, hasta aquellos que harán circo, maroma y teatro con tal de agradar a ese electorado que se ha vuelto cada vez más difícil de conquistar.  

Ejemplos hay muchos y en todos los partidos, pero llama la atención el caso del Partido Acción Nacional, que no termina de entender su papel dentro de la alianza que ha formalizado con el PRI y el PRD.

La ideología y la cuna de donde provienen la mayoría de adeptos para el blanquiazul es de clase alta y media, de ahí que alguien como el ex candidato presidencial Ricardo Anaya sea objeto de burlas y memes cuando se le ocurrió que debía hacerse el sorprendido “de ver tanta pobreza en el país” para llamar la atención de un sector de la población que electoralmente lo tiene cautivo el presidente Andrés Manuel López Obrador y Morena.

Quizá Anaya y su partido ya olvidaron que gobernaron el país durante 12 años; que han administrado estados y municipios, por ello, suena inconcebible que ahora sus aspirantes y líderes se hagan los sorprendidos con tanta pobreza, generada también lo mismo en sexenios y trienios panistas, priistas, verdes, etcétera.

Y cómo olvidar el spot de Anaya donde recurrió a la sorna para comparar que hay quienes no pagan la luz ni el agua, pero sí se compran sus caguamas.

Al panista le faltó echarse por lo menos un clavado a la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) 2016, que revela que del 71% de la población en México que ha consumido alcohol alguna vez en su vida el 33.6% dijo haber abusado de las bebidas alcohólicas en el último año. Aquellos que consumen alcohol, el 53.1% indicó haberlo hecho por primera vez a los 17 años o menos, el 41.3% lo hizo entre los 18 y 25 años, mientras que el 5.6%, entre los 26 y 65 años de edad.

Hoy, vemos personajes que aspiran a gobernar, a representar, a administrar los recursos públicos pero ni siquiera conocen las necesidades ni problemáticas de los ciudadanos, por eso en campaña juegan a hacerse los sorprendidos. También están los que buscan brincar del sector privado al público, y no han dado los mejores resultados, en el estado de Hidalgo tenemos muchos ejemplos de estos últimos.

Siempre vigentes los candidatos improvisados que ven en la tragedia de la gente y en su marginación un campo fértil para promoverse y alcanzar un cargo, aunque no tengan la más mínima preparación para ello.

@AlexGalvezQ