Política y Gobierno

Aparece hidalguense en lista de violencia política de género

Por primera vez aparece el nombre de un hidalguense en el Registro nacional de personas sancionadas en materia de violencia política contra las mujeres en razón de género, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) instrumentó el mecanismo como sanción para las personas que incurren en esa falta.

En la lista de cuatro personas hasta el momento, aparecen cuatro personas: tres hombres y una mujer quienes son originarios de Querétaro, Campeche, Hidalgo y Oaxaca, y tras ser juzgados por tribunales electorales y encontrados responsables de la falta se les incluyó en el registro.

En el caso de Hidalgo, se da el nombre de Magdaleno Luis Camacho, quien no es servidor público sino un periodista que cometió el agravio sustentado en el expediente TEEH-PES-070/2020, en hechos ocurridos en Nopala de Villagrán.  

Según la descripción que se da, Luis Camacho habría sido el autor de un audio difundido en WhatsApp con expresiones que referían a una candidata, esto como imposición derivada de una relación sentimental. Al encontrar que esto vulneró el derecho de ser votada y demeritó su capacidad política se determinó la responsiva.

Al tratarse de una falta calificada como grave ordinaria, se refiere que permanecerá en este listado 5 años cuatro meses por así considerarlo el tribunal.

Con este mecanismo ya instrumentado desde septiembre de 2020, convocatorias como la del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para el actual proceso electoral, sí exigen como requisitos para ser aspirante y candidato no aparecer en esta lista, además no ser deudor de pensión alimentaria, pues de contrario no se puede acceder al registro para buscar un puesto de elección popular.

En el listado se describen que en su mayoría los hechos de violencia política que se dieron en el ámbito municipal, y en el caso de Querétaro fue en el contexto estatal.  

Quizá el caso más publicitado es el de la regidora oaxaqueña a quien la alcaldesa Natividad Matías Morales, le negó la posibilidad de ejercer el cargo; además de que le expidió una credencial en la que la denominó “regidora de adorno”, en venganza porque en la pasada elección le habría ganado en las urnas.

Publicaciones relacionadas