Aún paga Hidalgo deuda por refinería Bicentenario

Hidalgo continúa pagando la deuda que adquirió en 2009 para la compra de terrenos en la región de Tula que servirían para la construcción de la Refinería Bicentenario.  Hasta el 31 de diciembre de 2019 se tenía una deuda de mil 59 millones 526 mil 819 pesos.

Con base en datos de la Secretaría de Finanzas de la entidad, se describe que en el presupuesto anual se etiquetan recursos para cumplir con ese compromiso adquirido, en el refinanciamiento, con Banco Mercantil de Norte, S. A., mejor conocido como Banorte.  

De la deuda adquirida por el exgobernador Miguel Ángel Osorio Chong, diez años atrás para este 1 de enero de 2021, aun restará por pagar 934 millones 534 mil 502 pesos, y se trata de un crédito a largo plazo, que primero fue firmado a 14 años.

El crédito total que la entidad adquirió para la compra de 700 hectáreas de terreno fue de mil 500 millones de pesos, y le fue autorizado por el Congreso local al Poder Ejecutivo estatal con la esperanza de albergar una refinería que se proyectaba traería 25 mil empleos y representaba una inversión de 11 mil 610 millones de dólares, según lo informó el entonces presidente, Felipe Calderón.

Desafortunadamente, las 700 hectáreas que fueron vendidas por los ejidatarios, 70 de Tula de Allende, 200 de Tlaxcoapan y 430 en Atitalaquia, se quedaron en vilo, luego del anuncio de la cancelación del proyecto el 3 de octubre de 2014, a cargo del titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Un dato a destacar es que el 9 de septiembre de 2015 se anunció que Pemex pagó al gobierno de Hidalgo 580 millones de pesos por concepto del pago de los terrenos. Sin embargo, la deuda adquirida era mayor, y se sigue pagando hasta 2027 en que finalizará el plazo del empréstito adquirido.