Ayuntamientos 2020-2024

Rebeliones

“Una sociedad que admite la miseria, una humanidad que admite la guerra, me parece una sociedad inferior y una humanidad degradada; es una sociedad superior y una humanidad más elevada a la que estoy apuntando. Una sociedad sin reyes, una humanidad sin barreras” así es el pensamiento rector de Víctor Hugo, erudito francés comprometido por compartir su perspectiva sobre la sociedad y la convivencia entre pares.

Una vez más en el Estado de Hidalgo, la semana pasada rindieron protesta los nuevos ayuntamientos, 82 para ser exactos, que, cabe mencionar, realizaron este evento en un intento de sesión solemne rebasando el número de personas permitidas por las recomendaciones de las autoridades sanitarias; pareciera ser que las mismas prácticas del viejo estilo político seguirán rondando por los pasillos del edificio de ayuntamiento sin importar qué instituto político gobierne en las diferentes regiones del territorio hidalguense.

La aglomeración se hizo notar, ni sana distancia ni medidas sanitarias. Los estilos fueron variantes, los formatos de “sesión solemne” navegaron de extremo a extremo, desde la formalidad hasta rayar en el circo;  pudimos observar el tradicional traje sastre, la corbata lisa satinada del color del partido político al que llevo al triunfo a las presidentas y presidentes municipales; algunos otros optaron por  los jeans,  el cinturón piteado,  las botas y la tejana (ojo ninguna vestimenta define las habilidades de un gobernante). En el caso de los regidores el tema si es preocupante, de plano mostraron la carente habilidad de lectura, lo que demuestra de que están hechos estos funcionarios públicos y lo que pronostica que seguirán siendo un lastre para los gobiernos locales, sin oficio ni beneficio, donde aplica la frase ¡Dime qué libro lees y te diré quién eres!

Sin embargo, gracias a las últimas reformas electorales, en esta ocasión podremos observar la integración de excandidatos en un papel de regidores desde la “representación proporcional”, lo que configura un escenario sumamente interesante ya que muchos de estos políticos sin lugar a dudas presentan buenas cartas y experiencia pues mostraron un perfil idóneo para competir por la silla del águila, no les alcanzo o algo pasó, pero aquí los tenemos.

Es entonces que el escenario político-social inmediato de los gobiernos municipales 2020-2024 se pronostica como un escenario quisquilloso y complejo, ya que literalmente los ayuntamientos estarán conformados por líderes de diferentes cortes políticos y sectores de la sociedad, líderes que trataran de hacer sombra a como dé lugar a los integrantes de la planilla ganadora, ya que estos excandidatos tienen las “tablas”, el carácter y el recorrido previo en la grilla. Aunado a esto, el siguiente proceso electoral ya se encuentra activo, por lo cual se espera que estos “perfiles” sean quienes den resultados positivos en el breve tiempo y de forma eficiente según lo dicta la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Hidalgo, misma ley que se encuentra aún acéfala por la ineptitud de la comisión de Fortalecimiento y Desarrollo Municipal en el congreso local a cargo de las morenistas.

La narrativa de “Esperanza” de un mejor gobierno municipal, sigue siendo una frase trillada del discurso de los munícipes que acaban de rendir protesta, sobre todo de aquellos municipios donde el “color” del instituto político cambió, y que decir de los MORENISTAS y de esas coaliciones que integraron en sus filas al partido VERDE, al PESH y al PT, que hoy más que nunca enfrentan un gran reto frente a la administración pública, y a la gobernabilidad de sus municipios; primero tendrán que lidiar con sus adversarios de campaña, consensar acciones de ayuntamiento, sopesar compromisos políticos, y acordar tras bambalinas, porque también resentirán el “amague” de esos perfiles marrulleros que lograron colarse desde los diferente flancos partidistas.

Mientras esto suceda seguimos recordando los grandes temas que transitan de la agenda de campaña a la Agenda de Gobierno Local: cambio climático, energías sustentables, seguridad, democracia y participación ciudadana, economía local, agua, retos y soluciones, seguridad alimentaria y fortalecimiento al campo, servicios municipales eficientes, intermunicipalismo, transparencia y rendición de cuentas, salud mental, paridad de género, inclusión, entre otros.   

¡Somos ya una sociedad que no admite la miseria, al menos esos esperamos ser, seamos corresponsables y críticos!

Hugo Martínez

Licenciado en Psicología por la UAEH, cuenta con formación en la FCPyS, así como del ISS de la UNAM, de igual forma por UAM.