Bartlett, Cordero y el ‘gober Precioso’, juegos de poder

Letras minadas

Mario Plutarco Marín Torres, el famoso ex gobernador de Puebla en los últimos días acaparó las primeras planas de la prensa en el país, al ser detenido y vinculado a proceso por el presunto delito de tortura en agravio de la periodista y activista Lydia Cacho.

Vale la pena analizar algunos puntos de esta historia de abuso de poder, protagonizada por el ex gobernador, sobre todo, porque en esta trama salieron raspados encumbrados funcionarios de la 4T, como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien la periodista Lydia Cacho (en entrevista con Carmen Aristegui), acusó que en 2007 cuando fue ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la “traicionó” al “no reconocer” que fue torturada.

Pero la secretaria Cordero no sería la única en tener deferencias a favor de Mario Marín, no por nada el pasado 4 de febrero durante su participación en la mañanera, pidió un juicio justo para el poblano. En el gabinete de López Obrador se refugia el padrino de Mario Marín, nada más y nada menos que Manuel Bartlett, quien durante su gestión como gobernador de Puebla (1993-1999) lo tuvo como Subsecretario y posteriormente como Secretario de Gobierno,  para después hacerlo Presidente Municipal de Puebla en el periodo 1999-2002.

Te recomendamos: Hoy No Circula, martes 2 de marzo


Mientras el entonces gobernador Melquiades Morales perfilaba a su delfín Rafael Moreno Valle quien desde la titularidad de la Secretaría de Finanzas del Estado y después como diputado federal buscaba posicionarse en el ánimo de los poblanos, al final, se impuso la voluntad del viejo lobo Bartlett, y Mario Marín despachó en la Casa Aguayo de 2005 a 2011.

Al siguiente periodo (2011-2017), ahora sí le tocó a Rafael Moreno Valle pero esta vez en el PAN, para luego heredarle la estafeta a Tony Gali Fayad en la minigobernatura de un año (2017 a 2018), que fue la antesala para la llegada al ejecutivo de Martha Erika Alonso (esposa de Moreno Valle), y quien solo ejerció el poder por 10 días ya que falleció en un accidente aéreo.

Es aquí donde llama la atención la designación como gobernador interino de Puebla de Guillermo Pacheco Pulido, quien durante su paso como alcalde de Puebla tuvo como secretario particular a Mario Marín. 

Ambos volvieron a coincidir después, uno como Presidente del Tribunal Superior de Justicia y el otro como gobernador. 

Puedes leer: Inicia miércoles vacunación contra Covid para adultos mayores de Tulancingo

Pero, durante los meses que Pacheco Pulido administró el gobierno de Puebla, incrustó en su efímero gabinete a la gente mas cercana de Mario Marín, mientras que Miguel Barbosa competía por segunda ocasión por la gobernatura, arropado por mujeres y hombres cercanos al mal llamado «gober precioso», entre ellos, el senador morenista Alejandro Armenta Mier, ex secretario de Desarrollo Social, y por consecuencia encargado de reagrupar al grupo Marinista para retornar al poder.

Muestra de ello, es que Armenta anda repartiendo candidaturas a diestra y siniestra para la elección de junio de este año, pues su pretensión está puesta en suceder al gobernador Miguel Barbosa.

La detención del ‘gober precioso’ más que un acto de justicia podría terminar en un pago de favores, pues Manuel Bartlett un hombre caracterizado por su dureza, frivolidad e indiferencia a los señalamientos en su contra, y ahora, con todo el poder que concentra en la 4T, podría interceder a favor de uno de sus hombres mas cercanos y pagarle el favor por haber contribuido a que Puebla sea gobernado por Morena consiguiéndole su libertad o una muy baja pena. Al tiempo. 

Twitter: @AlexGalvezQ