Belmonte el usurpador morenista de programas sociales en Tulancingo

Carlos Belmonte obtiene “raja política” del cargo que, en teoría, ostenta su esposa, la coordinadora regional de los programas sociales

Usurpación de funciones, nepotismo, cobro de cuotas económicas a servidores de la nación, uso de la estructura distrital de los programas sociales para negociaciones políticas, amenazas y acoso laboral son parte de las denuncias que comparten trabajadores de la Coordinación de Programas del Bienestar en el distrito de Tulancingo.

Por medio de diferentes pruebas entregadas a la redacción de La Jornada Hidalgo, los servidores de la nación demuestran que Carlos Alberto Belmonte Vázquez obtiene “raja política” del cargo que, en teoría, ostenta su esposa, la coordinadora regional de los programas sociales, Mili Estefanía Batalla Castillo.

La información detalla de viva voz de Carlos Belmonte la forma en que opera políticamente, a través de los hombres y mujeres encargados de recorrer las comunidades para facilitar, organizar y coordinar a los derechohabientes de los programas federales, y actualmente en las brigadas de vacunación contra Covid-19. 

Político se disfraza de “voluntario” y ocupa cargo

Belmonte Vázquez, quien fue miembro de las juventudes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presidente del Comité Municipal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y simpatizante de Movimiento Ciudadano (MC), desde hace dos años se disfraza de “voluntario” en la Secretaría de Bienestar.

También es el político que participó en 2016 como candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la diputación local de Tulancingo, como aspirante por el mismo partido a la presidencia municipal de Tulancingo en 2020 y a la diputación local en 2021.

Sigue leyendo: Parque industrial: la obra fantasma en Tulancingo

“Por el simple hecho de ser voluntario y tener acceso a la plataforma para censar, eso aclara tu duda o lo puedes checar en la Secretaría del Bienestar, la diferencia con un servidor es que yo no cobro y dono mi tiempo”.

Lo anterior, respondió Belmonte a un usuario en la red social Facebook que le cuestiona en calidad de qué tiene acceso a los padrones de beneficiarios de programas sociales.

Sin embargo, dicho cargo, según una revisión a la página de la dependencia federal, no existe.

De esta manera, el político “voluntario” –de acuerdo con capturas de pantalla- forma parte de los grupos de trabajo de servidores de la nación en WhatsApp y encabeza eventos de beneficiarios de los programas sociales.

Esto último, puede apreciarse en fotografías del operativo de adultos mayores en Santa María Asunción, donde aparece junto a su esposa, la coordinadora de los programas del gobierno federal. En ese acto, Carlos Belmonte toma el micrófono ataviado de un chaleco con la imagen institucional del gobierno federal.

Así como la evidencia de un audio de perifoneo en el mercado municipal, en el cual anuncia los programas sociales a los comerciantes y se vocea el nombre de Carlos Belmonte como coordinador distrital.

Convierten negocio familiar en oficina de la delegación

Un video expone que el negocio de la pareja Belmonte-Batalla, que se encuentra ubicado sobre bulevar Emiliano Zapata en Tulancingo, opera como oficina de la coordinación federal.

Una persona, que busca apoyo para su familiar con discapacidad, deja en evidencia en una videograbación de casi 23 minutos, que se traslada desde la presidencia municipal de Tulancingo hasta un local dedicado a la venta de motosierras, para recoger una orden de pago.

“La delegada es Mili Batalla, pero no se encuentra, ella llega después de mediodía. Hay otras personas que los pueden ayudar”, explica una empleada del establecimiento al familiar de la beneficiaria.

En la misma zona, pero en otro local del negocio familiar, con la imagen de fondo “Belmonte”, un joven indaga el nombre de la beneficiaria en la computadora que está sobre el mostrador. 

Video completo donde se muestra la entrega de apoyos para beneficio familiar

Sigue leyendo: ¿Quiénes son los candidatos a diputados locales y federales en Tulancingo?

 “No encuentro la orden, como no tengo computadora, vamos a ir a la oficina que realmente es donde deberíamos de checar todas estas cosas y ahí nos van a checar porque no viene su orden”, menciona otra empleada.

La trabajadora especifica a la familia del beneficiario que “es aquí en Durango y Guerrero”, dirección donde “oficialmente” se ubican las oficinas de la delegación de Bienestar.

Condicionan a servidores de la nación con pago de cuotas

En el mismo negocio familiar, la tarde del 16 de noviembre de 2020 se realiza una reunión que quedó registrada en un video de manera oculta por uno de los asistentes, porque al ingresar tenían que depositar el celular en una caja.

Carlos Belmonte “aclara” a los servidores de la nación que es una reunión de amigos y que nada tiene que ver con el tema laboral.

Enseguida exhorta a los asistentes a dejar de ser un grupo para pasar a ser un movimiento y lograr una organización, ya que, según sus números, en la coordinación hay una plantilla laboral más grande que incluso el Grupo Universidad.

Te puede interesar: Esta semana inicia vacunación para personas de 50 a 59 años en Pachuca y Tulancingo

Al inicio de la plática, alardea la forma que trabajó políticamente en las pasadas elecciones en los municipios que cubre la coordinación distrital, y la evaluación que le pidió a su esposa y encargada regional de los programas sociales, Mili Batalla.

“Hablando claro, ya saben quiénes son los coordinadores, ya saben quién es Beto, porque voy a utilizar esos términos, si a cada uno de nosotros nos toca un promedio de tres secciones electorales bien trabajadas donde cada región electoral tiene un promedio de dos, tres, hasta cinco colonias, hablamos de buscar gente; ¿de dónde tendría que salir el ejército electoral?, de ahí mismo”.

El esposo de la coordinadora regional de los programas sociales pide a los servidores de la nación cuota económica para movilizarse políticamente, así como ganar terreno en las asambleas de renovación de consejeros.

“Podemos poner una cuota fija para que de pronto podamos tener recurso que pudiéramos utilizar, esto no es nuevo, los nuevos no lo saben, los que vienen conmigo desde hace muchos años habíamos quedado que con eso se iba atender la oficina, pagar secretaria y jamás se pidió una sola cuota, hasta que decidí cerrar las oficinas.

“Yo calculo que podríamos cooperar 300 pesos cada quien, cada mes, 150 por quincena, y los que no van a pagar esto, que solo den 100 pesos, y que se queden en eso, sin ninguna represalia simplemente no meterlos. Pero que después no vengan a querer estar porque ya ven lo que nos pasó hace dos años.

“Seamos realistas, muchos de nosotros no duraríamos aquí si fueran condiciones comunes y normales como es en cualquier empleo, por eso yo les decía, los que no, al final de cuentas su fiscalización, su entrada y salida en tiempo real”, advierte.

Carlos Belmonte agregó que, si como grupo político pretendían llegar lejos, lo que plantea es una inversión, “qué les cuesta venir a Tulancingo, si vienen hasta acá para cobrar, ese mismo día paga”, sugiere.

No hubo, en la reunión de más de una hora, conformidad, a pesar de que los servidores dijeron que apoyarían el movimiento, después explicaron al medio de comunicación que sintieron frustración, ya que además de trabajar en campo y pagar 100 pesos de papelería para reimprimir sus contratos, deben desembolsar la cuota política para asegurar el empleo.

Sin conocimiento de trasfondo político: dirigencia estatal de Morena

Cabe mencionar que la situación antes descrita ya había sido expuesta en octubre de 2019 en un cierre de la carretera federal México-Tuxpan, en contra de la coordinadora de programas sociales del gobierno federal, Mili Batalla, para denunciar que, junto con su esposo, solo se dedicaba a buscar posicionamiento político.

La Jornada Hidalgo buscó el posicionamiento de la dirigente del Comité Estatal de Morena, Sandra Alicia Ordoñez Pérez, en relación a las presuntas negociaciones políticas del matrimonio Belmonte Batalla con otros partidos mediante el uso de la estructura distrital de los programas del gobierno federal.

“No tengo conocimiento del tema, sin embargo, nosotros tenemos el conocimiento de que es la compañera Mili Batalla la responsable, no ha habido modificación alguna, es un tema del que nosotros no tenemos conocimiento si hay algún trasfondo”

señaló.

“Desde 2018 yo no lo he visto (a Carlos Belmonte), yo voy entrando en enero, como militante obviamente nos identificamos, sin embargo ellos por su situación de trabajo de estructura en el gobierno ya no pueden estar como en una función interna del partido”, puntualizó la dirigente de Morena en Hidalgo.