Brady y Mahomes muestran respeto mutuo previo al Súper Bowl 


Tom Brady admira “el trabajo increíble y al líder” en que se ha convertido Patrick Mahomes en tres temporadas al guiar a los Jefes de Kansas City a defender el campeonato por el que lucharán este domingo para levantarlo por segunda vez cuando se enfrenten en la casa de los Bucaneros de Tampa Bay, en un esperado duelo entre dos mariscales: el de mayor edad (43) y el menor (25) en la final de la NFL.

El veterano, que tiene su nombre con letras doradas en la lista de récords con la posibilidad de seguir activo hasta los 45 años, también aspira a lograr el ansiado trofeo con su nuevo equipo.

“Estamos a un juego de ganar un título, lo hice seis veces (con Nueva Inglaterra), pero esto es muy único de cierta forma. No comparo con lo que viví antes, espero poder acabar fuerte esta temporada y ganar el Supertazón porque fue una campaña mágica para nosotros”

dijo en el Media Day.

Sonriente y tomándose selfies en la videoconferencia, Brady no cierra las puertas para seguir compitiendo en la liga. “Será difícil irme, cuando así lo decida, porque el futbol ha sido parte de mi vida durante mucho tiempo”, afirmó el californiano, quien mantiene ese compromiso trabajando con su entrenador de varios años, Alex Guerrero, con diversas prácticas, dietas y otros preparativos que le han permitido prosperar en una edad en la que la mayoría de sus colegas ya se han retirado.

Te sugerimos: Querétaro ante Pachuca línea por línea

Enfrente tendrá a Mahomes, quien intentará con sus Jefes igualar lo realizado por Patriotas en 2003 y 2004, el más reciente equipo en conseguir el Vince Lombar-di en dos ocasiones consecutivas.

El mariscal de Kansas City reconoce la trayectoria de Tom. “Si eres un joven atleta y estás en cualquier deporte y no admiras a tipos como Brady, estás loco.

Es el tipo de personas que esperas ser cuando creces, yo disfruto viéndolo jugar y lo sigue haciendo, vean todo lo que hace. Tiene éxito año tras año y esa es la grandeza a la que debes aspirar”.

Considerado como el sucesor de Brady, Mahomes no se atrevió aceptarlo en el Día de Medios virtual con la que arrancó la semana rumbo al Supertazón 55 en el Raymond James Stadium.

“Es obvio, muy emocionante de escuchar, pero entiendes que estás muy lejos de hacerlo. Con lo competitiva que está la liga, sólo me enfoco en ganar el próximo partido y es una gran oportunidad jugar ante alguien como Tom Brady el Supertazón, el más grande.

The Goat (Greates of All Time, el mejor de todos los tiempos)”, enfatizó Mahomes, quien anunció que después del partido, “ojalá ganemos, celebraría con mi equipo y después de eso me prepararé para ser un papá (ante la llegada de su primogénita)”.

Ayer, los Jefes colocaron en los reservas al receptor abierto Demarcus Robinson y al centro Daniel Kilgore, en la lista de Covid-19.

“La NFL ha hecho un gran trabajo con eso, presentando diferentes aspectos de seguridad para que los jugadores estén lo más seguros posible”, declaró el entrenador Andy Reid. “Hemos estado destacando esto desde hace mucho. El problema es que peleamos contra el hombre invisible. Te golpea cuando menos lo esperas, y lo vemos en todos lados. Es algo desafortunado”.

Los vigentes campeones de la NFL volarán a Tampa un día antes del encuentro en un intento por minimizar los contactos entre jugadores y el público.