Buena Navidad

Garlito

Los mexicanos tenemos maneras de celebrar de manera muy especial ciertas fiestas, agregamos costumbres y tradiciones que con el paso del tiempo forman parte del festejo y pese a que la fecha es indudablemente religiosa, vemos como se pierde el significado entre luces de colores y una desmedida ansia de comprar y vender; Como celebración mundial nosotros agregamos elementos que dan identidad, a la manera como celebramos los mexicanos estas fechas, en que a todos los seres humanos en la tierra de buena voluntad se les desea felicidades.

Letanía

Entre lo que ya casi es imposible de ver, salvo en algunos barrios muy tradicionales, son las posadas, aquellas en que la familia y el vecindario, se organizaban para hacer por lo menos una, antiguamente se cantaba para pedir posada, cargando a los peregrinos, la representación del portal de Belén, donde José y María esperan el nacimiento del Niño Dios, quienes integraban a los peregrinos, eran rechazados en una o dos casas hasta ser aceptados y todos juntos al unísono: entren santos peregrinos; diversión infantil, lúdica y cuyo propósito era la fiesta pero también el recuerdo bíblico e intentar de inculcar poco de amistad y afecto a los demás.

También lee: Paradoja alimentaria

Esa pequeña representación, aunque se realiza en otros países es básicamente mexicana, como lo es la adaptación al nacimiento, la colocación de figuritas de borregos, vacas, burros y cuanto animal se imagine, pese a no ser oriundos del hábitat donde sucedieron los hechos, así como los pastores son muy mexicanos y la escena puede ser cualquier pedazo de nuestro país; tradición hermosa que tuvo en diferentes casas de Pachuca, una muestra de curiosidad y afecto a estas fechas, jardines y patios se convertían en representaciones que todos podían ver, incluso se abrían puertas para la admiración de todos, hoy esa costumbre se extingue y muy pocos hogares lo mantienen.

Santa

Entre la misma magia de la Navidad, está lo no siempre sucede como debe ser y comienzan las contradicciones infantiles, portarse bien era fundamental y escribir la carta a Santa Claus solicitando aquello que no llegaba o era diferente a los deseado, no había reclamaciones, la autopista de autos veloces, fueron cambiados por cochecitos lentos, sin embargo el hombre de acción, superó las expectativas y fue un gran regalo inesperado de Papá Noel; las niñas y niños disfrutan los regalos y fiestas como nadie, tratar de explicar la profundidad de la Navidad es un intento por sembrar un significado verdadero a las fiestas, independientemente de las creencias religiosas.

Checa: Regalos para Navidad con menos de 500 pesos para el intercambio

La maestra Inés en los años de párvulos, apegada a las viejas tradiciones, quiso que el arbolito del salón, fuera iluminado por lo menos por una o dos velitas, como dicta antigua costumbre, sorprendidos todos disfrutábamos de un rato de ver velitas encendidas en el árbol, hasta que se incendió; otra maestra, tras dificultades de todos para allegarnos de esferas, escarcha, pelo de ángel, foquitos de colores, logramos tener el nuestro, vehemente como era para dar clase, enreda sus pies en el cable y derriba nuestro árbol rompiendo focos y esferas; recuerdos que inolvidables de estas fechas, lograron que la Navidad sea un momento especial para agradecer la existencia. ¡Feliz Navidad!

Mostrar más

Rolando García

Pachuqueño, periodista guionista, registrando la historia cotidiana de todos los días