Cambio climático y pandemia afectan la apicultura local

El cambio climático y la pandemia de los últimos meses generó que la producción, extracción y comercialización de miel multifloral y propóleo disminuya en la región, informó Mario Leyva, productor apícola.

Explicó que de las 4 mil toneladas anuales recolectadas por su equipo en años anteriores, este 2020, no se obtuvo ni una cuarta parte.  Indicó que su pequeña empresa cerró su tienda en Tulancingo, y ahora distribuye directamente a sus clientes.

“En los últimos tres años la producción bajó mucho y tiene que ver el cambio climático porque hubo años con mucha sequía. Además, detectamos que a pesar que había buenas floraciones (de las plantas), las flores no tenían néctar, entonces la cantidad de miel y polen disminuyó considerablemente”

Mario Leyva, productor apícola

En entrevista, el también médico veterinario detalló que esta situación se sumó la pandemia por el Covid 19 pues dejó afectaciones, en primer lugar porque no lograron ingresar a las comunidades donde se localizan sus apiarios en el municipio de Huehuetla, por las restricciones de acceso; y también debido al cierre de su tienda en Tulancingo porque no tenían asegurado el producto y tampoco el monto de la renta.

El apicultor relató que en la zona otomí-tepehua no fue posible lograr la recolección de la temporada de primavera completa, y sólo en San Agustín Tlaxiaca sí aplicaron las dos cosechas al año, pero hubo poca lluvia y escasa floración por la sequía.  Lamentó que el trabajo temporal que ofrecía en cada cosecha a pobladores de la zona tampoco se dio.

Bajo la razón social de Apicultores el Abra, para el productor el cierre de su tienda en Tulancingo no lo detuvo, pues decidió vender a domicilio junto a su esposa. Ahora visitan Pachuca cuando tienen suficientes pedidos para entregar la miel en punto estratégicos.

Mario Leyva destacó que su miel multifloral también es promocionada en la Secretaría de Agricultura estatal porque cumple con todos los lineamientos y alertó que en el mercado se ofrecen distintos tipos de miel, pero no todos cumplen con la calidad, mucho menos con el sabor.