Casi 600 trabajadores de Cruz Azul paralizados para laborar

Conflictos internos en la Cooperativa La Cruz Azul, aunado a la pandemia, mantienen desde enero a cerca de600 trabajadores de los núcleos cooperativistas sin poder trabajar en la extracción de la materia prima al cien por ciento para la elaboración del cemento.

Fernando Cruz, trabajador en la Cooperativa Juárez, explicó a La Jornada Hidalgo que derivado de los conflictos de La Cruz Azul se detonó una paralización de actividad económica, pues los núcleos cooperativistas que son los encargados de suministrar tanto materia prima como personal para la fabricación del cemento, «los hicieron a un lado.

Sobre el tema: Cementeros de Cruz Azul protestan en Palacio de Gobierno

Aunado a esto, Fernando Cruz señaló que uno de los grupos que están en disputa por la planta de cemento ubicada en Tula de Allende, es la principal generadora de violencia en los alrededores, y esto está afectando a las comunidades aledañas, donde viven parte del personal.

“Buscamos que se restablezca nuestra fuente de trabajo y la seguridad en nuestras comunidades”, dijo uno de los trabajadores, quien indicó que acudieron a Palacio de Gobierno para poder dialogar con el gobernador y que les apoye pues se trata de la fuente de trabajo y sustento para familias completas en Tula y la región.

Sugerimos: Exigen reactivar pesquisas contra el líder ferrocarrilero Víctor Flores

Los ocho núcleos de cooperativistas afectados son: Juárez, Bomintzha, Minatitlán, La Palma, Hidalgo, Empresa el Dong, Ejido Bomintzha y la empresa Ejidal Bomintzha, así como pobladores de la comunidad de San Miguel, Ciudad Cruz Azul, Zaragoza, Monte Alegre, Bomintzha, todas pertenecientes a Tula de Allende.