Clausuran e infraccionan negocios en Tulancingo por incumplir protocolo sanitario

Al llevar a cabo el operativo Cazadores de Tormentas, el gobierno de Tulancingo clausuró ayer sábado por la noche cuatro bares, un restaurante y un salón de fiestas, por no respetar las medidas sanitarias y rebasar el aforo pese al incremento de casos de Covid-19 en Hidalgo.

En el operativo coordinado con autoridades de Salud, Copriseh, Guardia Nacional, Sedena, Protección civil, Seguridad pública municipal, estatal y Dirección de reglamentos del municipio de Tulancingo, también se infraccionaron 11 establecimientos, en su mayoría taquerías.

Puedes leer: Tras accidentes, bloquean Circuito Chapultepec en Tulancingo para pedir topes

Los negocios nocturnos que fueron clausurados en el operativo son: La barata, video bar Estudio 57, restaurante Casona la floresta, bar Sala de espera, salón de fiestas Piscis y bar El potro.

Se infraccionaron: taquería El compadre, taquería Los faroles, taquería Juanita, taquería don Miguel, guajolotes y antojitos Nayarit, gimnasio Xtreme, cantina La chula, bar la Kalimana, bar Mussa, restaurante bar La chinicuila y Hard bar.

Puedes leer: ¿Vamos por un guajolote?

La semana pasada el Comité Jurisdiccional en Salud informó que Tulancingo presentó una ascendencia en el número de casos de Covid-19, ya que pasó de 19 a 37. Ante el panorama, se realizó una reunión con comerciantes y representantes de salones de fiestas, para acordar las medidas de sanidad.

Gimnasios, clubs deportivos, restaurantes, restaurantes bar, cocina económica y demás que vendan alimentos deben operar con el 60 por ciento de aforo y en iguales circunstancias.

Deja un comentario