Con misa se celebró a San Francisco, patrono de Pachuca

La pandemia interrumpió 247 años de la tradicional fiesta a San Francisco, patrono de la ciudad

Este 4 de octubre, con una misa con poca gente, Pachuca celebró de manera atípica a su santo patrono, San Francisco de Asís, en la iglesia que lleva el mismo nombre en la capital hidalguense.

Esta vez no hubo la acostumbrada concurrencia ni tampoco mariachis ni funcionarios de la alcaldía para celebrar al santo que vela por los pachuqueños.

A la entrada del templo, se tomaba la temperatura y se mantenía la sana distancia entre los feligreses, quienes acudieron a conmemorar a San Francisco en su día. Esta vez, después de muchos años, se suspendió la tradicional feria que se celebra en las inmediaciones del templo y del Parque Hidalgo. Fue un día sin puestos ni juegos.

La iglesia de San Francisco data de 1660, año en que terminó su construcción, cuya sacristía fue dirigida por fray Victoriano Sanz.

Luego de ser erigido el convento, en el año 1667 le tocó ser el primero en el que se otorgaron confirmaciones, que corrieron a cargo del obispo de Cuba, fray Diego de Aguilar.

En esos años también tuvo su origen las celebraciones litúrgicas que realizaban los frailes franciscanos, en honor de San Francisco de Asís, festividades a las que eran invitadas las autoridades civiles y eclesiásticas de la ciudad de Pachuca como de los pueblos circunvecinos.

Fue el 23 de septiembre de 1771, cuando la comunidad franciscana de Pachuca otorgó a Pedro Romero de Terreros, el nombramiento de síndico y patrono perpetuo del colegio, con lo cual se hicieron obras y ampliaciones al convento, y dos años después, en 1773 el Convento de San Francisco de Pachuca se separó de la Provincia de San Diego de México y quedó convertido en Colegio Apostólico.

Precisamente en esa época surgió la Feria San Francisco en Pachuca, pues cada año, Pedro Romero de Terreros iniciaba cada 3 de octubre una peregrinación con sus trabajadores, a la que se le unían muchos fieles en su trayecto a Pachuca.

La peregrinación partía de Huasca de Ocampo, donde Romero de Terreros tenía sus haciendas, la cual pasaba por Omitlán, seguía por Mineral del Monte y llegaba a Pachuca en la madrugada del día 4 de octubre, fecha en la que se iniciaban oficialmente las celebraciones a San Francisco de Asís.

Los festejos se realizaban de tres o cuatro días y en algunos casos hasta una semana entera.

Este 4 de octubre, con una misa con poca gente, Pachuca celebró de manera atípica a su santo patrono, San Francisco de Asís, en la iglesia que lleva el mismo nombre.

Esta vez no hubo la acostumbrada concurrencia ni tampoco mariachis ni funcionarios de la alcaldía para celebrar al santo que vela por los pachuqueños.

A la entrada del templo, se tomaba la temperatura y se mantenía la sana distancia entre los feligreses, quienes acudieron a conmemorar a San Francisco en su día. Esta vez, después de muchos años, se suspendió la tradicional feria que se celebra en las inmediaciones del templo y del Parque Hidalgo. Fue un día sin puestos ni juegos.

La iglesia de San Francisco data de 1660, año en que terminó su construcción, cuya sacristía fue dirigida por fray Victoriano Sanz.

Luego de ser erigido el convento, en el año 1667 le tocó ser el primero en el que se otorgaron confirmaciones, que corrieron a cargo del obispo de Cuba, fray Diego de Aguilar.

En esos años también tuvo su origen las celebraciones litúrgicas que realizaban los frailes franciscanos, en honor de San Francisco de Asís, festividades a las que eran invitadas las autoridades civiles y eclesiásticas de la ciudad de Pachuca como de los pueblos circunvecinos.

Fue el 23 de septiembre de 1771, cuando la comunidad franciscana de Pachuca otorgó a Pedro Romero de Terreros, el nombramiento de síndico y patrono perpetuo del colegio, con lo cual se hicieron obras y ampliaciones al convento, y dos años después, en 1773 el Convento de San Francisco de Pachuca se separó de la Provincia de San Diego de México y quedó convertido en Colegio Apostólico.

Precisamente en esos años surgió la Feria San Francisco en Pachuca, pues cada año, Pedro Romero de Terreros iniciaba cada 3 de octubre una peregrinación con sus trabajadores, a la que se le unían muchos fieles en su trayecto a Pachuca.

La peregrinación partía de Huasca de Ocampo, donde Romero de Terreros tenía sus haciendas, la cual pasaba por Omitlán, seguía por Mineral del Monte y llegaba a Pachuca en la madrugada del día 4 de octubre, fecha en la que se iniciaban oficialmente las celebraciones a San Francisco de Asís.

Los festejos se realizaban de tres o cuatro días y en algunos casos hasta una semana entera.

De esta manera, el patronato de la ciudad que en principio tenía Nuestra Señora de la Asunción, patrona de la Parroquia de la Asunción, pasó a ser de San Francisco de Asís, patrón del Convento de San Francisco y hasta la fecha, el santo patrono de los pachuqueños.

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón