Congreso de Hidalgo aprueba elevar a rango constitucional bienestar de los animales

El Congreso de Hidalgo aprobó reformas a la Constitución Política del Estado de Hidalgo para establecer la obligación de los hidalguenses a respetar la vida y la integridad de los animales, en términos de lo establecido en las normas jurídicas de la materia.

El proyecto originalmente presentado por el diputado Luis Ángel Tenorio Cruz y la diputada Lucrecia Lorena Hernández Romualdo, ambos del partido Morena, logra el reconocimiento, defensa y promoción de derechos a favor de los animales.

Te recomendamos: Omar Fayad condena maltrato animal en Actopan

Con lo anterior, se logra una armonización con la Ley General de Vida Silvestre la cual establece la concurrencia del gobierno federal, el de los Estados y de los Municipios respecto a la conservación y aprovechamientos sustentable de la vida silvestre y hábitat en el territorio de la República Mexicana y en las zonas en donde la Nación ejerce su jurisdicción.

Además de alinearse a la Ley Federal de Sanidad Animal misma que tiene entre sus objetos, procurar el bienestar animal, regular las buenas prácticas pecuarias aplicables en la producción primaria, en los establecimientos dedicados al procesamiento de bienes de origen animal para consumo humano.

Puedes leer: Maltrato animal: proponen cárcel a quien difunda videos o fotografías

Fomentar la certificación en establecimientos dedicados al sacrificio de animales y procesamiento de bienes de origen animal para consumo humano, así como, regular los establecimientos, productos y el desarrollo de actividades de sanidad animal y prestación de servicios veterinarios.

A nivel estatal, también se cuenta con la Ley de Protección y Trato Digno para los Animales en el Estado misma que garantiza la protección a los animales, su bienestar, brindarles atención, buen trato, manutención, alojamiento, desarrollo natural, salud y evitarles el maltrato, la crueldad, el sufrimiento, actos de zoofilia y la deformación de sus características físicas.

Así como, asegurar la sanidad del animal, la salud pública y las cinco libertades del animal, siendo estas, libre de hambre, sed y desnutrición, miedos y angustias, de incomodidades físicas o térmicas, de dolor, lesiones o enfermedades, y para expresar las pautas propias de comportamiento.

Mostrar más

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.