Creatividad e Innovación

Apuntes

Después de que ciudadanos y organizaciones en más de 50 países ya celebraban el Día Mundial de la Creatividad y la Innovación, la Organización de Naciones Unidad (ONU) lo celebra oficialmente el 21 de abril  de 2018, a partir de esta fecha, cada año se pone de manifiesto la creatividad personal de cada ciudadano en torno a esta conmemoración.

El Día Mundial de la Creatividad y de la Innovación fue promovido por la creadora canadiense Marci Segal, quien en 2001 inició este movimiento que poco a poco se fue replicando en el mundo y que consistía en inspirar acciones y pensamientos nuevos que ayuden a las personas a alcanzar su potencial y hacer una diferencia positiva.

Originalmente los festejos en torno a la creatividad e innovación iniciaban el 15 de abril y concluían el 21 del mismo mes, por lo que la elección de este día coincide con el nacimiento de una de las personas más influyentes de la humanidad, el polímata Leonardo Da Vinci.

Uno de los argumentos para la instauración de esta conmemoración es el reconocimiento a la innovación como esencial para aprovechar el potencial económico de cada nación y la importancia de apoyar el emprendimiento, la creatividad y la innovación en masa, que dan nuevos bríos al crecimiento económico y la creación de empleo y ampliar las oportunidades para todos, incluidos los jóvenes y las mujeres.

La ONU invita a celebrar este Día, de manera adecuada y de conformidad con las prioridades nacionales, a fin de crear una mayor conciencia sobre el papel de la creatividad y la innovación en la solución de los problemas y, por extensión, en el desarrollo económico, social y sostenible, pues señala que las industrias culturales y creativas deberían ser parte de las estrategias de crecimiento económico.

Tras un año de confinamientos por la pandemia por COVID-19, no podría haber un mejor momento para apreciar la economía creativa. Este es el ánimo que conduce a las Naciones Unidas a celebrar el año 2021 como Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible.

Marca la ONU que la economía creativa —que incluye productos audiovisuales, diseño, nuevos medios de comunicación, artes escénicas, industria editorial y artes gráficas— es un sector transformador de la economía mundial en términos de generación de ingresos, creación de empleo e ingresos de exportación. La cultura es un componente esencial del desarrollo sostenible y representa una fuente de identidad, innovación y creatividad para el individuo y para la comunidad.

La forma de celebrar este día varía de lugar a lugar, suelen realizarse talleres creativos, conferencias, encuentros musicales, presentación de libros, exposiciones de arte, grupos de teatro entre otros y el confinamiento también ha despertado la capacidad creativa para acercar todo lo anterior de manera virtual, a través del uso de diversas plataformas vía internet.

Aunque parezcan términos desasociados, tanto la creatividad como la innovación van de la mano, por una parte la creatividad es altamente relacionada a actividades de diseño, de publicidad, artes, pero en realidad se ha descubierto que en todas las profesiones está cualidad debe estar presente y es necesaria, en cuanto a la innovación, es el cambio que introduce alguna o varias novedades, con  base en lo anterior, señalan algunos expertos que todos somos capaces de generar creatividad e innovación en el ámbito de nuestro desarrollo, elementos que podrían ser altamente útiles para el incremento de nuestra productividad.