¿Cuál será la justicia para Nicole Santos Palafox?

En contra del mar

El 2 de marzo de 2021, Nicole Santos Palafox de 7 años de edad andaba en bici dentro de su fraccionamiento en Tizayuca, cuando fue sustraída por su vecino. Una cámara grabó el hecho y eso es lo último que veremos en vida de ella.

Su familia y vecinos la buscaron por todos lados, también las autoridades. Se hizo su ficha de búsqueda y su rostro empezó a aparecer en nuestras redes sociales.

Una nunca busca a otra de nosotras en muerte. Siempre en viva, siempre con esperanza.

Para el 8M más indignante y represivo que hemos vivido en todo el país, Nicole tenía 6 días sin volver a casa.

El 9 de marzo fue un día de burla para nosotras y para Nicole, su familia, sus vecinos, todxs lxs que escuchamxs su historia y aun la pensábamos viva. La desaparición de una persona es una violación a los derechos humanos y tiene un impacto psicosocial. Va más allá de la búsqueda de la policía, de la Procuraduría, del acompañamiento que otras instituciones les brindaron a los familiares. Por eso digo que el Gobierno de Hidalgo es cómplice del feminicidio de Nicole, porque a Nicole, a su familia, a las otras niñas, adolescentes y mujeres nos han fallado desde antes que esto ocurriera.

Ese día el Gobierno tenía enfocado sus esfuerzos en anunciar que los daños de la protesta al Tuzobus ascienden a un millón de pesos y que varias estaciones quedarían inhabilitadas hasta que los vidrios y otras cosas se volvieran a poner. En la ridícula sesión fotográfica a cargo de la Secretaria de Finanzas Jessica Blancas que a lado de su equipo “pretendían” limpiar las consignas que se pintaron en las oficinas, no sin antes mandar el mensaje de que se destinaria presupuesto ya etiquetado para la pandemia para quitar las maldiciones de las feministas. Tienen razón ¿cómo puedes hacer tu chamba cuando lees en la pared de tu oficina “hasta que no me vuelvan a hacer daño”? y para acabar el día en el teatro más grande: Erick Marte, el único político que ha sido vinculado por violencia de género en la política en Hidalgo, se dio a la fuga en una ambulancia del estado para no pisar la cárcel.

El 10 de marzo ya se estaba discutiendo qué si el presupuesto para limpiar el reloj era mayor o menor. De Nicole ni una noticia, de políticas y presupuesto para acabar la violencia menos. Aprehendieron a su presunto agresor: un vecino. Rara la vez quien abusa y asesina a las mujeres es un desconocido. Y en algunos periódicos se anuncio que un cuerpo femenino apareció cerca de donde Nicole desapareció, sin otra especificación.

El 14 de marzo que anunciaron que efectivamente ese cuerpo era el de Nicole.

Pensé en todas las mujeres de mi vida principalmente las más pequeñas, que no tienen idea de lo que es jugar solas en la calle porque en la familia de mi madre a todas, nos criaron para desconfiar de todos y correr lo más fuerte que pudiéramos y ni eso nos salvó de la violencia.

Leí una nota de que los vecinos estaban muy indignados de que tardaran tanto en dar esa noticia pues los tenía esperanzados de encontrarla viva y es verdad, ese temor que nos provocó se llama violencia sociopolítica.

¿Cuál es la Justicia para Nicole?

Además del proceso penal que seguramente su familia desea y que sabemos nunca restituirá su perdida, de tenerla en la memoria pública; se tendrá justicia cuando el gobierno, en todos sus niveles e instituciones tomen en serio la responsabilidad en contra de la violencia que las mujeres estamos viviendo.

Se hará justicia si después de esto logramos que las niñas puedan salir a andar en bici por su casa con tranquilidad, confiar en su comunidad y regresar a salvó con sus familias.

Se hará justicia el día en que ninguna de nosotras tengamos que preocuparnos por cómo sobreviviremos otro día.

Yolanda Moire

Ninde MolRe es lesbiana, abortera, feminista, acompañante, abogada y activista hidalguense.