Cuba, tenía que suceder

Agujeros Negros

Las protestas en Cuba, revivieron en nuestro país discursos trasnochados de políticos y personajes en pro y en contra como si estuviéramos en el Siglo XX, lo que demuestra que se desconoce profundamente la realidad actual de los más de 12 millones de cubanos y los efectos de seis décadas de un proceso que ha sufrido grandes transformaciones internas a partir del triunfo de la Revolución el primer minuto de 1959.

Lo cierto es que la creciente ola de contagios de Covid-19 y la escasez de alimentos y medicinas aceleraron la salida de la gente a las calles, que más temprano que tarde se registraría, era cuestión de tiempo o coyunturas, porque como todo  sistema de gobierno, si no hay transformaciones reales se gastan y para muchos cubanos el que produjo la Revolución está agotado.

No se trata de un complot internacional, aunque siempre habrá interés y opositores al régimen cubano, la movilización si bien no fue espontánea, no es atribuible a fuerzas externas, fue generada por un sentir interno y los pronunciamientos en defensa del gobierno cubano, solo delatan ignorancia o en el mejor de los casos un romanticismo de tiempos juveniles.

El pueblo cubano enfrentó diferentes crisis en estas seis décadas: La invasión a la Bahía de Cochinos, la Crisis de los Misiles, los múltiples atentados a Fidel Castro, la caída del Muro, la crisis de Los Balseros y el Bloqueo Económico que mucho ayudó al régimen a implementar medidas de control y vigilancia entre otras la creación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), para defender al país de una posible invasión y, sin el bloqueo, Cuba hubiera progresado.

También es cierto que el gobierno de Miguel Díaz-Canel Bermúdez quien asumió la presidencia en octubre de 2019 no logra contener la escasez de alimentos y medicinas, tampoco a decir de los cubanos los cambios necesarios que demanda y necesita el pueblo y quiere mantener incólume el sistema de gobierno creado por Fidel Castro, lo que ya no es posible.

La apertura a la Internet a las transmisiones de emisoras televisivas internacionales y de otros países, la restitución derechos civiles, también son factores que influyen, ahora lo importante es que todo se resuelva con el dialogo entre cubanos; solo a ellos corresponden los acuerdos para volver a la calma y alcanzar transformaciones por la vía pacífica. No requieren más que voluntad del gobierno y del pueblo, de nadie más.