Cultura Hidalgo conmemora el Día Internacional del Voluntariado

El poder de la solidaridad

Con motivo de los 16 días de activismo en contra de la violencia de género, la Secretaría de Cultura presentó el conversatorio “El impacto del voluntariado” con Voces Amigas de la Esperanza, para conmemorar el Día Internacional del Voluntariado.

Resaltar el papel del voluntariado para contribuir, ampliar y movilizar a las sociedades fue el objetivo del diálogo entre Verónica Ruiz Mejía, presidenta de Voces Amigas de la Esperanza México, Jesús Madrid Soriano, presidente internacional de Voces Amigas de la Esperanza y Leyza Fernández, responsable de Cultura Hidalgo.

Te sugerimos: Comparten los sabores tradicionales de Hidalgo al otro lado del mundo

Verónica Ruiz Mejía, presidenta de Voces Amigas de la Esperanza México, expresó que en la sociedad se presentan realidades contrapuestas situación por la cual el Día Internacional del Voluntariado es la ocasión de resaltar y reconocer la labor del voluntariado.

“Un voluntariado está constituido por individuos que en pleno uso de su deber ciudadana se organiza y se asocia para atender e intervenir en causas del interés común y con un propósito social y comunitario, es decir, por elección propia dedica parte de su tiempo a la acción solidaria, altruista y sin recibir remuneración alguna”.

Detalló que en México existen 27 organizaciones de la sociedad civil por cada 100 mil habitantes, no obstante, consideró que falta camino por avanzar para que más personas conozcan el trabajo del voluntariado, ya que a través de ello se impacta en inercias históricas, generando agentes de cambio.

El poder de la solidaridad

Jesús Madrid Soriano, presidente internacional de Voces Amigas de la Esperanza, refirió que para contar con un voluntariado sólido es indispensable profundizar en los fundamentos de la solidaridad.

“El voluntariado no es una cosa que se ocurre y se hace, no, realmente está en lo más profundo de nosotros, la experiencia vivida en la infancia nos condiciona para la generosidad y altruismo, nos sentimos bien cuando actuamos bien con nuestro yo”.

Puntualizó, que la solidaridad es el punto de partida para el voluntariado, no obstante, enfatizó que es necesario aprender a ayudar, ya que la buena voluntad no basta.

Mostrar más