Daños ambientales de los vehículos Razor

Resiliencia

Ricardo Bravo Pérez

Los vehículos 4×4 también conocidos como Razor, son vehículos todo terreno que son utilizados para realizar expediciones de aventura o recorridos en zonas complejas, invitando al conductor a atravesar rutas o puntos de difícil acceso en áreas naturales. Este tipo de vehículos son una tendencia a nivel nacional que ha generado una derrama económica en zonas turísticas, pero también ha impactado negativamente causando daños ecológicos y al medio ambiente.

En el estado de Hidalgo, se aprecia un aumento de este tipo de vehículos, principalmente en sitios turísticos, donde los prestadores de servicio arrendan este tipo de vehículos, para que los excursionistas puedan conducir por la zona, sin importar el daño que puedan ocasionar al medio ambiente y la integridad física de las personas, y es que estos vehículos motorizados no cuentan con una póliza de seguro y una regularización estatal, por lo que la operación de este servicio se encuentra fuera de la ley y cualquier persona que tiene acceso a este tipo de vehículos puede transitar sin restricción alguna.

Uno de los retos que tiene el congreso del estado en la materia, es la regularización y matriculado de vehículos Razor, promoviendo el cuidado al medio ambiente, seguridad de los conductores, así como el desarrollo económico a través de este tipo de prestación turística, en los destinos donde el estado de Hidalgo arrenda vehículos todo terreno. Una legislación que deberá ser discutida y aprobada por los diputados, para que exista armonía, respeto y cuidado al medio ambiente.