Desafuero polémico y candidata en Guerrero

Historias que contar

En el marco de dos celebraciones muy particulares en el país, Día del Niño y Día del Trabajo, dos eventos particularizaron el interés nacional: desafuero del mandatario panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y la nominación como candidata morenista a la gubernatura de Guerrero de Evelyn Salgado Pineda, la mayor de seis hijas de Félix Salgado Macedonio, días atrás inhabilitado como aspirante por el Instituto Nacional Electoral (INE).

La Cámara de Diputados federal ratificó cargo por defraudación fiscal al político tamaulipeco y procedió a su desafuero.

La decisión se informó oficialmente al Congreso de ese estado, en donde prevalece abrumadora presencia de legisladores de Acción Nacional que le dan una mayoría calificada.

El diputado local Edmundo José Marón Manzur, fue contundente: “Solo el Congreso –de esa entidad-, se debe pronunciar a favor o en contra de la declaración de procedencia –desafuero-. Si es lo primero, el gobernador seria separado de su encargo, caso contrario, se mantendrá”.

El pronunciamiento, como se anticipaba, fue a favor de García Cabeza de Vaca, por indiscutible ventaja de quienes lo respaldaron.

García Cabeza de Vaca, tras ser validado, calificó el hecho como una clara venganza política, ratificando no ser en ninguna manera responsable de la acusación.

Nacido el 17 de septiembre de 1967 en McAllen, Texas, Estados Unidos, se ha desempeñado como diputado federal, local, alcalde y senador.

Evelyn, arriba en la encuesta

Con tiempos casi semejantes, en Guerrero creció la posibilidad de que Evelyn Pineda fuera aspirante a la gubernatura, por el Movimiento Regeneración Nacional.

Primero su padre, Salgado Macedonio, fue cauto en aceptar esa posibilidad, pero después externó que se esperaría a resultados de una encuesta en Morena, para poder hablar al respecto.

Anticipó que se reintegraría al Senado de la República y que de ninguna manera pretendería estar tras del poder en su estado si es que su hija fuera triunfadora en la elección del 6 de junio.

El sábado, uno de mayo, se informó oficialmente que Salgado Pineda, de 39 años,  había encabezado preferencias de la militancia morenista, aunque hubo quienes difirieron de esta selección.

El dirigente nacional del partido, Mario Delgado, declaró que la hija de Salgado Macedonio obtuvo el 37.9 por ciento de las preferencias, siguiendo la senadora Nestora Salgado con 13.9 y en tercer lugar María de la Luz Núñez 3.5. por ciento

La senadora Salgado dijo inconforme: “eso no es una monarquía para heredar coronas”.

Evelyn Pineda adelantó que su compromiso, si gana, es gobernar los próximos seis años y no allanar el camino para que su padre acabe en el cargo, aunque no se limitó en calificativos positivos  para el polémico político guerrerense.

“No me llamo Juanita, me llamo Evelyn”, manifestó, aludiendo a un singular episodio registrado en 2009 en que el Tribunal Electoral inhabilitó a Clara Brugada como candidata por la  delegación Iztapalapa.

Entonces, un petista al que se identificó como Rafael Acosta y también señalado como “Juanito”, contendió y obtuvo el triunfo y después renunció dejando el espacio libre a Brugada.

La hoy aspirante por Guerrero es licenciada en Derecho con una maestría en derecho laboral y juicios orales. Cuando su padre fue alcalde, ella estuvo al Frente del DIF municipal y después encabezó el departamento de la secretaría de la Mujer y fue precandidata perredista a una diputación local.

Está casada con Alonso Bustamante y tienen dos hijos.