Deportes

Diego Armando Maradona: del mundial del 94 al exilio en Pachuca

Quien fuera el mejor jugador de futbol sobre la tierra jugó un Mundial en uno de los lugares más escondidos del planeta

Un anuncio sorprendió a una ciudad en la que no pasaba nada: Diego Armando Maradona se presentaría en una cancha improvisada en el Polifórum de Pachuca para competir en un Mundial de Futbol Rápido.

El capitán de la Selección Argentina pisaría la cancha para disputar el Mundial de Futbol Rápido en Pachuca, Hidalgo, en un torneo que no tenía validez ante la FIFA.

Maradona, quien meses atrás había sido expulsado del Mundial de Estados Unidos 1994 tras dar positivo al antidoping por el uso de cocaína, tenía muy pocas oportunidades de jugar y aprovechó la oportunidad.

En los volantes de publicidad se anunciaba que en la selección argentina jugarían dos Maradonas: Diego Armando y su hermano Lalo, junto con otras estrellas como Carlos Randazzo y Juan Amador Sánchez.

Después de jugar los partidos del Mundial de Futbol Rápido con la playera albiceleste, el mejor jugador de todos los tiempos tenía que ir a una tienda de pinturas a firmar autógrafos a quien comprara un par de litros de pintura. Un par de horas más tarde se retiraba a descansar a su hotel.

En esa competencia celebrada en Pachuca, Maradona superó a las selecciones de Suiza e Irán llegando a la gran final contra su más grande rival sudamericano: Brasil.

Tras esforzarse y tratar de resarcir la tristeza que le había dado al futbol argentino, Diego Armando corrió y trató de ponerse el equipo al hombro, tal y como lo había hecho en México 86. Esta vez no pudo con el rival y perdió por marcador de 3 a 4 goles.

Años más tarde, el Salón de la Fama del Futbol de Pachuca haría un reconocimiento a Diego Armando Maradona, quien ha muerto este 25 de noviembre a los 60 años de edad.

Publicaciones relacionadas