Disputan pobladores de Apan y Cuautepec predio de laguna de Tecocomulco

Representantes de la colonia Agrícola y Ganadera de Cocinillas, municipio de Apan, acusan a ejidatarios de San Antonio Tecocomulco Tres Cabezas, en Cuautepec de Hinojosa, de apropiarse e invadir 262 hectáreas de terreno de agostadero (donde se lleva a pastar el ganado en temporada de secas) de la laguna de Tecocomulco.

La situación se originó luego de que el Tribunal Superior Agrario resolvió en 1997, después de 67 años de la creación de la colonia Cocinillas, dotar de superficie a ejidatarios, sobre terrenos de la hacienda de San Rafael Mazatepec o Cocinillas en Apan y Cuautepec, que fueron expropiados por decreto presidencial en 1930 y entregados a los colonos en 1931.

El foco de la disputa –que forma parte del último humedal relicto del antiguo sistema lacustre que predominó en toda la Cuenca del Valle de México- sigue vigente y provoca desestabilidad social, pese a un acuerdo de paz que se firmó entre las partes a la espera de un estudio topográfico que resuelva el conflicto territorial.

Asimismo, el tema llegó al Congreso de la Unión en noviembre de 2020 mediante una propuesta de punto de acuerdo que se encuentra pendiente, que busca exhortar a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, la Procuraduría Agraria, el Registro Agrario Nacional y al Tribunal Superior Agrario a que reconozcan a la colonia Cocinillas.

Los colonos argumentan posesión desde antes de que nacionalizaran la laguna

Alejandro Rodríguez Elizalde, representante legal de la colonia Cocinillas, argumentó a La Jornada Hidalgo que incluso antes de nacionalizar las aguas de la laguna de Tecocomulco, los colonos -aparceros- ya se encontraban en posesión porque eran trabajadores de la exhacienda.

“Los aparceros eran gente del campo que trabajaba para el hacendado, quien les daba una participación de lo que trabajaban en la parcela. Para mejorar las condiciones del campesino se decreta, antes de 1850, la ley de colonias y expropiaciones para evitar la emigración a las ciudades”, explicó.

La laguna de Tecocomulco -ubicada en Tepeapulco, Apan y Cuautepec – se declara propiedad de la nación en el Diario Oficial de la Federación el 16 de febrero de 1929, con una superficie de mil 769 hectáreas, dentro de la cota 25-15-70 sobre nivel del mar.

De acuerdo con la ficha Informativa de los Humedales de Ramsar, la Cuenca de Tecocomulco -donde se ubica la laguna- cubre una extensión de 49 mil 300 hectáreas que comprende parte de los municipios de Apan, Almoloya, Cuautepec, Singuilucan y Tepeapulco, así como parte de Chignahuapan, en el estado de Puebla.

Se precisa que la Cuenca de Tecocomulco en su mayoría es del régimen ejidal (49 %), encontrando fracciones de pequeñas propiedades (27 %) y otras (comunal, zona federal y zona urbana).

El agua de la laguna cubrió parte de la superficie expropiada

Según la propuesta de punto de acuerdo, consultada en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, en Cocinillas fueron expropiadas para su colonización 3 mil 117 hectáreas, pero se vieron afectadas más de mil hectáreas en la inundación de 1931, por aguas que actualmente ocupa la laguna de Tecocomulco.

Se precisa que fueron 37 lotes de los 40 autorizados para colonización, por lo que la superficie de 2 mil 367 hectáreas -áreas y centiáreas que fueron aprobadas en septiembre de 1931-, en cuanto a lotes agrícolas lotificados, cerril comunal, parcela escolar e infraestructura se redujo, indebidamente, a mil 476 hectáreas 36 áreas y 5 centiáreas.

En el Libro Especial de Registro de Propiedad de la colonia establecida en la Ex Hacienda de San Rafael Mazatepec o Cocinillas, en los municipios de Apan y Cuautepec, se establece el avalúo para mil 761 hectáreas de temporal de primera; 56 hectáreas de temporal de segunda y tercera clase; 850 hectáreas de cerril y 450 hectáreas de pastos que también pueden ser laborales (donde se encuentran las 262 hectáreas en disputa), para dar un total de 3 mil 117 hectáreas.

En la sentencia del Tribunal Federal Agrario se menciona que a San Antonio Tecocomulco Tres Cabezas, en la resolución presidencial publicada en el DOF el 15 de marzo de 1939, se le concedió, por concepto de dotación de tierras, una superficie de mil 306.44 hectáreas para beneficiar a 67 campesinos capacitados.

Refiere que el 17 de noviembre de 1939 dicha resolución fue ejecutada parcialmente en mil 280.44 hectáreas, por lo que campesinos –ese mismo año- solicitaron al gobernador del estado la primera ampliación de ejido, y señalaron como predios presuntamente afectables «los sobrantes de la Hacienda Santa Ana Chichicuautla y su anexo La Cuchilla y Rancho El Coyuco».

Por acuerdo presidencial se ordenó reducir el vaso

Por acuerdo presidencial del 22 de septiembre de 1943, publicado en el DOF el 9 de noviembre, se ordenó reducir parcialmente el vaso de la laguna de Tecocomulco situada en Cuautepec.

La ordenanza estableció que los terrenos ganados con la desecación artificial serían destinados a resolver problemas agrarios de los poblados Tecocomulco, San Antonio, Tres Cabezas y Plutarco Elías Calles, cuyas superficies les pertenecen de acuerdo con sus titulaciones legales.

Pero de igual manera, se estipuló que de los terrenos sobrantes se destinaran a satisfacer diversas necesidades agrarias y para la ampliación de superficies cultivables que tenían legalmente tituladas las colonias de Tecocomulco y Cocinillas, invadidas por las aguas de la laguna.

El Tribunal Agrario resolvió ampliar el ejido

En 1997 el Tribunal Superior Agrario resolvió dotar por concepto de ampliación de ejido de una superficie de 262 hectáreas, 89 áreas y 55 centiáreas, que se tomarán “íntegramente de terrenos propiedad de la nación”.

Según la sentencia del juicio agrario número 492/97, los terrenos rescatados de la laguna no deben ser desincorporados del dominio público de la nación, porque en el acuerdo se dispuso que fueran para resolver el problema agrario de los poblados de Tecocomulco, San Antonio Tecocomulco Tres Cabezas y Plutarco Elías Calles (antes Santa Ana Chichicuautla).

El Tribunal Agrario argumentó el levantamiento topográfico y la localización de los terrenos en posesión de campesinos solicitantes de Tecocomulco Tres Cabezas.

La resolución señala que, atendiendo al oficio No. BOO-715/0055 del 12 de enero de 1955, “este Tribunal Superior aprecia que es legítimo y jurídico conceder al poblado solicitante la dotación de 262-89-55 (doscientas sesenta y dos hectáreas, ochenta y nueve áreas y cincuenta y cinco centiáreas), por concepto de primera ampliación de ejido”.

Rodríguez Elizalde calificó la decisión del Tribunal como una acción dolosa de ocultar toda una población en un plano del Registro Agrario Nacional, “sistemáticamente desaparece parte del municipio de Apan y Cuautepec (Cocinillas) más de 2 mil hectáreas”.

Cuestionó que “legalmente no pueden dar a un ejido donde ya está establecida una colonia. El vaso de la laguna en 1929 tenía mil 769 hectáreas, y la Comisión Nacional del Agua dice que le redujeron mil hectáreas, pues cuántas quedarían”, y argumentó que no se notificó la sentencia a los colonos.

9 de mayo de 2021: ejido rompe acuerdo de paz

En una minuta firmada por autoridades de Gobernación, instituciones agrarias, representantes de la colonia Agrícola y Ganadera Cocinillas y ejidatarios de la laguna, se firmó un acuerdo para realizar un estudio topográfico dentro del perímetro en conflicto, respetarse mutuamente y preservar la paz social de la región.

En los acuerdos firmados se estableció el pago de honorarios, la colonia agrícola cubrirá la cantidad de 45 mil pesos, el ejido de la Laguna 30 mil pesos y el Gobierno del estado 45 mil pesos, un total de 120 mil pesos por los trabajos técnicos asociados a cubrirse en dos partes.

Sin embargo, el 9 de mayo de 2021 se rompió el acuerdo de paz, cuando un grupo de aproximadamente 25 personas entró a la colonia por uno de los accesos que estaba cerrado y con una placa que decía “Propiedad privada de la colonia Cocinillas, prohibida la entrada a toda persona ajena a estas tierras”.

Según testigos, los ejidatarios llevaban varillas, bieldo, zapapico, y un machete.

Se registraron agresiones verbales y físicas, luego de que Cocinillas evitó la “invasión” alegando que ellos son los legítimos dueños de la propiedad y no los ejidatarios. Al lugar llegaron policías municipales y estatales para controlar el enfrentamiento que dejó colonos heridos.

Advierten daños en el humedal

“Nosotros lo que hicimos fue defender lo que por derecho nos corresponde, de manera respetuosa se les invitó a que se salieran porque había un acuerdo y se tenía que respetar”, explicó Reynaldo Gutiérrez Castro, presidente de la colonia Cocinillas.

Otros colonos entrevistados -avecindados, hijos de colonos y rivereños- señalaron que no están dispuestos a entregar las tierras porque al hacerlo, aseguraron, los ejidatarios van a trabajar el maíz, la cebada o cualquier otro y al inundarse la siembra buscarán indemnización.

Y por otra parte, los colonos argumentaron que habrá perjuicio de labrar la tierra, porque el agua escurrirá a la laguna, al tiempo que retomaron la importancia de la conservación del humedal ante el tema de la sequía.

En la congeladora, exhorto a las autoridades

En relación con este conflicto territorial, la Cámara de Diputados mantiene pendiente de aprobar la proposición con punto de acuerdo que presentó el 24 de noviembre de 2020 la legisladora federal del partido Movimiento Regeneración Nacional, Jannet Téllez Infante.

Lo anterior, para exhortar a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), a la Procuraduría Agraria, al Registro Agrario Nacional y al Tribunal Superior Agrario a reconocer y avalar el carácter de utilidad pública a la colonización de los terrenos de la Hacienda de San Rafael Mazatepec o Cocinillas, correspondiente a la colonia Agrícola de Cocinillas.

El punto de acuerdo busca que el Registro Agrario Nacional registre debidamente en el expediente que abra las propiedades y posesiones que legalmente corresponden a la colonia agrícola de Cocinillas, su reglamento, Consejo de Administración y padrón actualizado de colonos.