El deporte adaptado se ajusta a contingencia


Alexis Gayosso prioriza la salud


La contingencia sanitaria que se vive en el país y el cambio del semáforo epidemiológico ha permitido el regreso de algunas actividades deportivas a su “nueva normalidad”; sin embargo, resulta muy complicado que suceda lo mismo con el deporte adaptado.

El deporte adaptado sufre las consecuencias de la pandemia. Foto: FB

Alexis Gayosso Zarazúa, uno de los atletas en silla de ruedas que participa en la modalidad de atletismo, comparte su sentir acerca las recomendaciones que tiene para sus compañeros. 

“Hay que priorizar la salud, si estamos bien, todo va estar bien. Hay quienes podemos hacer algún ejercicio en casa. Yo tengo la rueda, no dejo de hacer actividad, pero claro que no es lo mismo que estar en la pista y entrenar afuera”, comentó Alexis.


“En el caso del deporte adaptado siempre hay quien acompañe o asista con cada uno, por lo tanto son más personas y, por ello, las medidas sanitarias aumentan. Entonces, hay que tener calma, y hasta que nos den luz verde regresar”, agregó.


“Mi preparación en casa es intensa. Busco los juegos paralímpicos, busco mi clasificación y, por ello, sí quiero entrenar en la pista, pero insisto, primero está la salud”.


La preparación de los atletas especiales requieren de un proceso en su práctica, por la complejidad de no afectar su físico y órganos, de ahí que sus entrenamientos deben ser estrictamente vigilados.

De ahí que los deportistas han resultado más afectados por el trabajo limitado que realizan en sus hogares, aunque cuentan con el asesoramiento de sus entrenadores, del equipo multidisciplinario y de sus propios padres de familia.

Por ello, se estudia la posibilidad de que retornen a las instalaciones del CDHAR, para entrenar con la distancia necesaria, los protocolos de higiene, sanitización y cubrebocas, entre otros requisitos, además de practicar en áreas al aire libre.

Ivan Lozada

El oficio de comunicador lo conozco por herencia, pero escribo mi propia historia desde hace 12 años. Me apasiona el deporte, las redes sociales y busco la felicidad en lo que me rodea.