El juego de Abraham

Agujeros Negros

Militante desde la segunda parte de los noventa del Partido de la Revolución Democrática (PRD) acompañó en el histórico triunfo de 1997 en Tula de Allende a Ricardo Baptista González; fue dirigente municipal de ese instituto político y su candidato a presidente municipal en 2011 para cuatro años después ganar por un voto a Martín Sandoval Soto la dirigencia de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Abraham Mendoza Zenteno como presidente en Hidalgo de Morena, no tuvo un papel destacado, fue un observador, y apenas se acercó Gerardo Sosa Castelán a negociar, él y el delegado nacional Octavio Romero Oropeza, se sometieron al Clan Universitario, más en el caso de Mendoza Zenteno cuando en julio de 2018 fue nombrado súper delegado por el presidente Andrés Manuel López Obrador que lo conocía desde el PRD.

Desde entonces estuvo al servicio del jefe máximo de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) abriendo espacios en Bienestar para familiares y leales a Gerardo Sosa y, no se diga lo relacionado a los programas, especialmente el de becas para educación superior que fueron entregadas a manos llenas, aunque se dio tiempo para darle espacios a gente cercana al ahora subsecretario del Medio Ambiente, Tonatiuh Herrera Gutiérrez, como Sandra Mendoza.

No sólo, fue actor y factor junto con Tonatiuh Herrera para que la candidatura a presidente municipal de Pachuca no recayera en Navor Alberto Rojas Mancera; pero apoyo a Pablo Elías Vargas González promovido por Herrera Gutiérrez y no a Francisco Xavier Berganza Escorza que junto con el ex rector Humberto Augusto Veras Godoy era la fórmula propuesta por Gerardo Sosa para Pachuca, así se ha conducido aprovechando la ausencia de dirigencia y liderazgos en Morena.

Su doble o triple juego continúo en las elecciones municipales porque diseño una extraña estrategia utilizando a los Servidores de la Nación, dividió los 58 municipios en los que contendió Morena en tres bloques, el primero donde utilizó a sus huestes para apoyar a candidatos de otros partidos; el segundo para apoyar a los abanderados morenistas y uno tercero donde no intervinieron, que es casi lo mismo que ir en contra.

Todo dicen en su círculo rojo, está encaminado a pelear la candidatura a gobernador en 2022, aunque él, dice que apoya con todo su ser las supuestas aspiraciones del secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez, de quien se asegura no tiene esa meta como prioridad, porque su meta es integrarse a un organismo financiero internacional, mientras el doctor Mendoza Zenteno, convalece de Covid-19.