Opinión

El nuevo comando de amazonas en el futbol femenil azteca

Epopeyas

Twitter: @arturohenkel

Los mandos de las actuales huestes y nuevas generaciones del ejército de amazonas del balompié azteca han sido renovados y a partir de ahora serán dirigidas por una cúpula de caudillas que han dado un golpe de autoridad al alcanzar este nombramiento con base en su experiencia y galardones en antiguas batallas. El pasado 19 de enero, la Federación Mexicana de Futbol nombró a las que serán las nuevas directoras técnicas de las diversas categorías de la Selección Femenil de México, luego de que por años hubieren tenido a hombres en los controles de las mismas.

Las comandantes de esta nueva etapa del futbol femenino en nuestro país son: Mónica Vergara como máxima responsable de la Selección Mayor; Maribel Domínguez de la categoría Sub-20 y Ana Galindo para el combinado Sub-17. Todas ex seleccionadas nacionales en diversas épocas del Tri Femenil y que han escalado posiciones gracias a sus propios logros.

Para poder ampliar el panorama que este paso significa para las practicantes de este deporte en México, es preciso remontarse a 1971, cuando se celebró el 1er Mundial de la rama en territorio nacional, en aquel certamen que no fue reconocido oficialmente por la FIFA, la Selección Mexicana logró el subcampeonato sobre la cancha del Estadio Azteca.

El histórico momento no fue aprovechado para darle el impulso que se merecía al balompié de mujeres en México, por lo que durante años fue relegado y solo con esfuerzos intermitentes fue que se acudió con discretas actuaciones a los Mundiales de Estados Unidos 1999, Alemania 2011 y Canadá 2015, así como a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

En estos años el combinado femenil mexicano estuvo bajo potestad de Leonardo Cuéllar y su hijo Christopher, quienes lograron medallas de oro en los Juegos Centroamericanos de 2014 y 2018; mientras que en Juegos Panamericanos alcanzaron medalla de plata en 1999 y bronce en 2003, 2011 y 2015.

Sin embargo, el máximo logro en este siglo de un combinado femenil azteca de cualquier categoría se dio justamente de la mano de Mónica Vergara en el Mundial Sub-17 de Uruguay 2018, donde se obtuvo el subcampeonato al caer en la final del torneo ante la España, dirigida por Toña Is, actual entrenadora de las Tuzas.

Y es precisamente Pachuca, el que junto a clubes como Tigres, Monterrey, América, Chivas, Pumas y Atlas, los que han dado solidez a la liga femenil en nuestro país, que desde 2017 ha fortalecido el balompié de mujeres en México, al dar cabida a las seleccionadas, y se ha convertido en semillero de las nuevas generaciones de futbolistas profesionales que aspiran a ser convocadas en las diversas categorías del Tri.

Así, las mujeres van empoderándose dentro de su propio deporte, pues además de que ya ocupan los cargos de DT en la Selección Nacional, lo hacen en seis equipos de la Liga MX Femenil: Toña Is con Pachuca, cuya anterior entrenadora Eva Espejo es ahora su directora deportiva; Ileana Dávila con Pumas, Ana Cristina González en FC Juárez, Carla Rossi con Querétaro, Scarlett Anaya con León y Fabiola Vargas con Necaxa. Además de que en otros torneos Andrea Rodebaugh dirigiera a Xolas, Melissa Núñez a Veracruz y Verónica Hernández a Morelia.

El futbol femenil en México no podría quedar en mejores manos: las de tres entrenadoras que tienen la experiencia tanto de haber vestido la Tricolor en competencias internacionales y ser referentes actuales del liderazgo que necesita este deporte de cara a los nuevos retos, pues en medida que nos lo permita esta pandemia, deseamos ver al representativo mexicano en los Juegos Olímpicos de Tokio, que podrían celebrarse a mediados de este año si las condiciones de salud mundial lo permiten.

Queridos lectores, con gusto recibo sus comentarios en arturohenkel@gmail.com  de su columna ‘Epopeyas… de hidalgos, heroínas y otras gestas deportivas’.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar