Opinión

El potencial ignorado

El camino y el caminante

En occidente, termina el difícil 2020 e inicia el 2021. Los seres humanos somos animales simbólicos y esto nos permite dotar a nuestro mundo de los más variados significados que hacen colorida e interesante nuestra existencia. En un día como el de hoy, es muy común proyectar al futuro nuestra área de la fantasía e imaginar planes y proyectos. Propongo para esa hipotética lista, una breve mirada al desarrollo del potencial humano.

El potencial humano es lo que el hombre es capaz de hacer, el potencial que tiene una persona en su interior, susceptible de desarrollarse.

El potencial humano es una característica que todos tenemos y que podemos utilizar para mejorar nuestra vida, y por qué no, mejorar el mundo. Desarrollar nuestro potencial humano es mejorar el mundo, porque si nosotros somos mejores personas, los demás podrán serlo también.

El punto de partida del desarrollo del potencial humano es: ser conscientes de quiénes somos y qué queremos.

El potencial humano no se desarrolla de un día para otro, requiere una mayor y más clara conciencia sobre el mundo a través de cuestionamientos trascendentes como ¿Quién soy yo y qué puedo hacer en la vida? Una vez que se tiene claridad al respecto, se es capaz de desarrollar el potencial humano para conseguir cosas impensables.

Desarrollar el potencial humano es un proceso que requiere madurez, entendimiento y conciencia mucho mayor de uno mismo y del mundo.

¿Por qué es difícil que alguien desarrolle por sí mismo su potencial humano? ¿Qué motivos tenemos para mejorar? ¿Nos conocemos realmente como para decidir qué es lo mejor para nosotros? ¿Podemos responder con claridad y contundencia estas preguntas?

Revisemos algunas estrategias que podrían ayudarnos en el proceso de crecer:

  • Crear Conciencia: el desarrollo del potencial humano es un proceso que involucra conciencia, la disposición de aprender y cambiar. Al ser conscientes de que no hemos desarrollado y utilizado completamente nuestras habilidades y destrezas, tenderemos a expandir nuestras posibilidades.
  • Práctica y Disciplina: para potenciar al máximo nuestras capacidades latentes y fortalezas, necesitamos ejercitarlas, entrenarlas y practicarlas de manera permanente.
  • El desarrollo del potencial humano requiere disciplina y conciencia de nuestras fortalezas y debilidades en todas las áreas que nos constituyen como seres humanos.
  • Hacer preguntas, cuestionar la realidad.
  • Aceptar los retos y las dificultades de la vida.
  • Hacer más de lo que hemos hecho hasta ahora y hacerlo mejor cada día de nuestra existencia.

Actualmente, el movimiento del potencial humano tiene como premisa conocer la mente, entender el consciente y el subconsciente, las facultades intelectuales (razón, imaginación, intuición, percepción, voluntad y memoria), saber cómo se da el proceso creativo con pensamientos y acciones positivas y por ende, cómo obtener resultados positivos en todo aquello que realiza el ser humano en todas sus esferas de influencia.

Natividad Castrejón

Mi profesión, la terapia y la educación; mi afición, la literatura; mi pasión, la política; me encanta el bosque y amo correr.

Publicaciones relacionadas