El sexenio perdido

No hay cosas gratis

Al menos que suceda un milagro el sexenio de López Obrador será un sexenio perdido en lo que a crecimiento económico se refiere.

En los últimos días se revisó al alza el crecimiento del PIB para el primer trimestre del 2021 y esto vino a cambiar los pronósticos para el crecimiento del año, hoy se espera que el PIB del 2021 sea mayor al que se pensaba que iba a ser a inicio de año, se cree que el PIB va a crecer entre 5.5% y 6.5%, incluso hay analistas que hablan de un 7%. Esto sería maravilloso sino fuera por un pequeño detalle, la caída en 2020 fue tan grande que esto no alcanza para recuperar lo perdido.

En estos meses va a suceder algo curioso y por lo mismo hay que tener cuidado al interpretar los datos por venir, dado que la caída del segundo trimestre del 2020 fue grande, cuando comparemos con el segundo trimestre del 2021 nos vamos a encontrar con crecimientos espectaculares ya que la base con que comparamos es menor, por ejemplo, imaginemos que producimos manzanas, en 2019 produjimos 100 manzanas pero en 2020 por la pandemia produjimos nada más 50 y ya en 2021 la producción mejoró y ahora hemos producido 90 manzanas. Si comparamos el crecimiento en la producción entre 2020 y 2021 tenemos que de un año a otro la producción de manzanas aumentó  80%, eso parece excelente, pero si comparamos la producción que teníamos en 2019 la cosa ya no pinta tan bien porque entonces nuestra producción de manzanas hoy es 10% menor a lo que era. Lo que realmente importa es que la producción crezca y eso se va a dar cuando produzcamos más de 100 manzanas.

Imaginen lo raro que es este fenómeno que después de conocer el dato del PIB para el primer trimestre del año Jonathan Heath calculó que si los siguientes tres trimestres tuviesen cero crecimiento respecto al trimestre anterior, es decir, si la producción no cambiara de un trimestre a otro, ya sólo con eso el PIB del 2021 sería 4.2% mayor que el PIB del 2020. Es por eso que crecimientos mayores al 5% son casi seguros.

Pero esto no alcanza para recuperar lo perdido en 2020, se necesitaría un crecimiento superior a 9% para que eso sucediera. Esta va a ser muy probablemente la recuperación más lenta de la historia, la mayoría de los analistas esperan una recuperación completa del PIB pre pandemia para algún momento del 2023. Eso nada más es para recuperar lo perdido en 2020, faltaría otro poco para recuperar lo perdido en 2019 y otro mucho para recuperar lo perdido de haber tenido el crecimiento inercial de México, para cuando termine este año vamos a estar entre un 5% y un 6% por debajo de donde deberíamos de haber estado si México hubiese crecido durante 2019 y 2020 lo que crecía antes que era 2.2% en promedio, se calcula que para cuando termine el sexenio de AMLO la economía mexicana en seis años habrá crecido menos de 1%.

Lo que no para de crecer es la población y cuando el PIB crece menos es un problema. Sergio Negrete calculó que si la economía creciera 6.5% este año, el PIB por persona sería 5.4% menor al que tenía México en 2018, si la economía creciera entre 2022 y 2024 2.5% cada año, el PIB por persona al final del sexenio de López Obrador sería 1% menor al que tenía México en 2018. Un sexenio perdido.

El resultado de las elecciones despeja un poco el cielo para la economía mexicana, que no haya posibilidad de cambiar las reglas del juego de forma importante sin consensos quita incertidumbre y eso puede ser un incentivo para que la inversión crezca de manera importante. Necesitamos más inversión porque hoy está 15% debajo de su último mayor nivel (julio 2018), de otra forma no será sólo un sexenio lo que perdamos.

César O. González

Apasionado de la economía y la toma de decisiones. Siempre a favor de la libertad y la responsabilidad individual. Aquí se cree en la evidencia, no importa que tan difícil de creer sea algo, lo creeré si hay evidencia que lo soporte

Deja un comentario