En Tenango de Doria luchan por preservar su cultura y detonar el turismo

En este municipio nació uno de los bordados emblemáticos de la cultura mexicana

Enclavado en la sierra Otomí-Tepehua, se encuentra Tenango de Doria, uno de los municipios más populares de Hidalgo debido a su cultura y tradiciones, pero también conocido por su alto grado de marginación y pobreza, ante la cual sus habitantes luchan por subsistir buscando alternativas en un escenario adverso debido a la pandemia.

En Tenango nació uno de los bordados emblemáticos de la cultura mexicana, la combinación de colores, las figuras, paisajes, la flora y fauna que en ellos se plasman, los llevaron a ser considerados patrimonio cultural de México y patrimonio cultural del estado de Hidalgo, y aunque firmas mundiales de moda han intentado clonarlos, las familias de distintas comunidades enseñan a sus generaciones a preservarlos, protegerlos y defenderlos.

La pandemia ha provocado estragos en la economía de los habitantes de Tenango, en su mayoría, población indígena que de acuerdo con el informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2021 del Gobierno Federal, 79 por ciento vive en situación de pobreza. 

Ante las adversidades económicas se han organizado para promover lo que han llamado “turismo comunitario”, una especie de organización social que busca difundir sus tradiciones, costumbres y escenarios naturales para atraer al turismo local. 

La música de huapango, los bailes tradiciones, las creaciones con bordados como los tenangos y el llamado bordado petenero, así como las grandes formaciones rocosas, manantiales naturales y cascadas, son el capital con el que hacen frente a las adversidades económicas.

El lugar donde nacieron los tenangos/Foto: Janet Barragán

En la comunidad El Texme, existe el Centro Ecoturístico “Agua Viva”, un lugar en el que se concentra dicho capital y ha servido de escenario para la presentación del ballet folclórico local “Tenan-co” de Armando Torres, que por más de un año se mantuvo inactivo debido a las restricciones sanitarias. 

Parque Ecoturístico Agua Viva en El Texme/Foto: Janet Barragán

Como atracción para el turismo local prepararon un cuadro artístico inspirado en los bordados de tenangos. Para los integrantes del ballet, en su mayoría niños y niñas, representó un nuevo reto regresar a un escenario con público reducido, ante los cuidados por la pandemia.

Bajo el sonido de huapango y de las cascadas naturales, el ballet presentó el cuadro llamado “Hidalgo Futurista” mediante el cual le dieron movimiento a los coloridos tenangos a través de una danza creada desde hace 22 años.

El pan artesanal otro de sus principales atractivos 

A cinco minutos del parque ecoturístico “Agua Viva” está la casa de Don Jerónimo Vargas y la señora Justa Sevilla, adultos mayores que desde hace varios años se dedican a hacer pan en horno de piedra. 

El pan artesanal hecho en horno de piedra con leña uno de los principales atractivos/Foto: Janet Barragán

Familias y personas de distintas comunidades acuden a comprar su pan aquí, incluso habitantes que han dejado el municipio regresan siempre a este lugar para presumir el mejor pan que se hornea con leña en la región.

Janet Barragán

Reportera desde hace 15 años, principalmente de información electoral, legislativa y política. Editora y coeditora de sitios nativos.