Encabeza Hidalgo robo de hidrocarburo a nivel nacional

Hidalgo nuevamente encabeza la lista de delitos por robo de combustible con 886 carpetas de investigación iniciadas ante la Fiscalía General de la República (FGR) de enero a noviembre de 2020.  

Aunque se ha reducido considerablemente el número de denuncias por este ilícito que contraviene la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos (LFPSDCMH), en algunas regiones de la entidad persiste el problema social y de seguridad pública.

Apenas este viernes se registró un operativo y enfrentamiento con personas ligadas a ese delito en Cuautepec de Hinojosa, cuyo saldo fue de un muerto, tres lesionados, entre estos un elemento de la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) y 12 detenidos.

Con las 886 carpetas de investigaciones que se abrieron este año, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en territorio hidalguense, se destaca que junto a Puebla, Estado de México, Veracruz y Guanajuato, el robo de combustible no ha desaparecido.    

En 2019, cuando se comenzaron a publicar los expedientes por la extracción ilegal de hidrocarburos, la entidad hidalguense cerró con mil 767 investigaciones, seguida del Estado de México con mil 525, Puebla con mil 481, en tanto Veracruz registró mil 158 y Guanajuato, 651.  La reducción es casi del 50 por ciento, comparado con este 2020, pero el robo de combustible se tornó más violento por los enfrentamientos que se dan en distintos municipios.

Al cierre del año pasado, en todo el país sumaron 10 mil 464 las investigaciones integradas por la FGR por el robo de hidrocarburos en sus distintas modalidades, y a un mes del cierre de este año, contabilizan 5 mil 458, la disminución es de casi la mitad. Sin embargo, las entidades arriba mencionadas siguen con los indicadores más altos.

El hecho que marcó a Hidalgo como una de las señaladas por la frecuencia en el robo de combustible fue la explosión de un ducto en la localidad de San Primitivo, Tlahuelilpan, en donde fallecieron 137 personas y ocho quedaron lesionadas de por vida.