Encuestas

Agujeros Negros

No será la única, en breve aparecerán más y más encuestas sobre el proceso electoral que legalmente no inicia, pero hay actores interesados en adelantar tiempos políticos tal vez motivados porque a nivel federal se mencionan aspirantes a suceder a Andrés Manuel López Obrador cuando va a la mitad de su sexenio.

Nada bueno deja esta vieja práctica que nos regresa a los ochentas con «pasarela» de más de dos años, por la que desfilaron: Manuel Bartlett, Adolfo Lugo Verduzco Alfredo del Mazo, Sergio García Ramirez, Carlos Salinas de Gortari, que fue el favorecido.

Aquí al principio de los noventas, cuando se mencionó a Julieta Guevara, Mariano Acoltzin, Orlando Arvizu, José Guadarrama para que finalmente fuera Jesús Murillo Karam.

En 1998 quisieron controlar el proceso interno priista con cinco precandidatos: Manuel Ángel Núñez, José Guadarrama, Humberto Lugo, Gerardo Sosa y Orlando Arvizu, pero no pudieron y sobrevino el rompimiento con un alto costo para el RevolucionarioInstitucional.

En 2005, se llegó al extremo de una lista de 12 precandidatos oficiales que fueron declinando uno a uno producto de una áspera negociación de la que surgió Miguel Ángel Osorio Chong, acuerdos que no se cumplieron en su totalidad y fue pretexto para el doble juego y finalmente la salida del PRI del Clan Universitario de Gerardo Sosa.

La experiencia dice que esta práctica provoca luchas intestinas que nada bueno dejan y de este fenómeno no está exento Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) donde algunos actores se sienten con el triunfo en la bolsa y promueven encuestas que les ubican en la punta buscando ser los favorecidos.

Pierden de vista que cuando esto pasó en el PRI no tenía un adversario fuerte y estaban en sus manos los organismos electorales y, en Hidalgo no tienen la necesidad del presidente de crear cortinas de humo para «ocultar» la mala situación del país.

En Morena este proceso y presumir que tienen aspirantes de sobra, puede generar más perjuicio que beneficio por agitar a destiempo el avispero, cuando no tienen orden ni una autoridad legal y moral qué conduzca el proceso.

Porque enfrente no están de brazos cruzados a pesar de que también traen su forcejeo que no es menor pero si lo logran resolver será un adversario difícil de superar, porque la encuesta real está en las urnas.