Entendible cancelación de ferias tradicionales

Historias que contar

La decisión de la Secretaría de Salud de Hidalgo fue definitiva: se suspenden las ferias anuales, muy tradicionales, de Pachuca, Tulancingo y Actopan. Los alcaldes de los tres municipios fueron informados oficialmente.

Se estima que la Feria de Pachuca, en ascenso año tras año, registraba algo más de 800 mil visitantes.

Comerciantes e inversionistas locales no resultaron tan afectados con este cierre, considerando que la mayoría de los expositores son foráneos.

Si bien Hidalgo no figura entre las entidades con mayor número de casos de Covid-19, permanece en semáforo verde. El gobernador Omar Fayad ha sido cuidadoso en mantener medidas preventivas, en consonancia con Salud estatal.

Si bien los casos de infectados y de víctimas mortales han decrecido, no se podría afirmar, que la pandemia ha sido superada cabalmente.

Las campañas de vacunación continúan y quizá, algunos de los ya inmunizados suponen que están exentos de ser contagiados, lo que a la luz de opiniones médicas no corresponde con la amarga realidad.

Es ya más común observar a personas que en recorridos por centros de consumos populares olvidan utilizar cubrebocas o no respetan la llamada sana distancia.

En la Ciudad de México se retornó a semáforo amarillo y de la mano se suspendieron actividades presenciales en escuelas públicas y privadas en educación básica y normal. Voces magisteriales coincidieron en que era arriesgado reabrir los planteles.

También se destacó que personas de 30 a 34 años sufrían de más contagios activos y hospitalizaciones, sobrepasando al grupo de la llamada tercera edad  que han sido inmunizado en gran número.

Por ahora la feria pachuqueña será, como en el 2020, grata reminiscencia de lo que se ofertaba en bien presentados espacios y a precios accesibles, al igual que para otros, muy afectos a los veladas en el palenque en donde los atractivos eran las peleas de gallos y actuaciones de cantantes muy reconocidos en el país. Habrá que esperar a mejores y más saludables tiempos.

El abuso del alcohol

En diferentes canales de televisión y en redes sociales se reprodujo un impresionante video del atropellamiento intencional de dos jóvenes mujeres, Fernanda Cuadra y Fernanda “Polly” Olivares, alcanzadas por un automóvil conducido por quien después se identificó como Diego Armando.

Esto fue en Iztacalco, en la Ciudad de México.

Se deduce que había una reunión de jóvenes a la cual se sumó Diego Armando. Se advierte que ya estaba bebido y que pretendió flirtear con una de las asistentes al convivio. Fue reiterativo y todos salieron a la mitad de la calle, en discusión abierta con el inoportuno concurrente.

Luego éste se dirigió a su auto, y se enfiló directamente a una parte del grupo. Impresiona como embiste a dos, de frente, a la máxima velocidad que permite el corto tramo recorrido. Caen, y el vehículo pasa encima de ellas. A una la arrastra casi dos cuadras, para el final escapar.

Las tan cruelmente lesionadas fueron trasladadas de urgencia a un centro hospitalario y las autoridades emprendieron la búsqueda del responsable.

Fernanda y ”Polly” fueron reportadas como muy graves.

Sorpresivamente, Diego Armando se entregó en oficinas de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, le acompañaban familiares y un abogado, quien argumentó que su cliente no fue notificado sobre la orden de aprehensión en su contra.

Se inició el proceso correspondiente, con el sincero deseo de que las dos jóvenes se restablezcan, en tanto que el imputado tiene por delante, días, semanas y meses que ojalá le sirvan para entender que consumir alcohol en exceso puede convertirse en un riesgo de serias consecuencias, entre estas perder su libertad, como ocurre ahora, internado en el Reclusorio Oriente.