Escuela de obreros

darDOS con garlito...

Garlito

Durante la etapa de la gran época de la minería de estas tierras, tres representantes de gobiernos poderosos operaron la explotación por más de 400 años, todos dejaron una marca de su paso, todos contribuyeron a ampliar la cultura hidalguense y popular; españoles, ingleses y norteamericanos, todos tenían definido sus objetivos, extraer la riqueza lo más posible, pero también heredaron cosas que en su momento fueron importantes.

Foto: Carlos Sevilla

HUELLAS

El sevillano Bartolomé de Medina, experto metalúrgico atraído por las riquezas de la región, tenía varios proyectos para mejorar la obtención de metales preciosos, más económico y con mejores resultados, lo intentó en otras partes del mundo pero en Pachuca, perfecciona su beneficio de patio y revolucionó la minería a nivel mundial; en nombre del imperio español explotó y cimentó las bases de una industria que sobrevive aún, con su invento la plata de nuestras vetas alcanzó fama mundial y trazó un camino a seguir.

Hemos dicho que los aventureros ingleses hicieron una hazaña que no tuvo final feliz, desde el punto de vista empresarial, pero contribuyeron a forjar lo que somos, ellos desde lugares remotos, con travesías largas por el océano, trajeron la revolución industrial, maquinaria fabricada en Europa, herramientas y engranajes gigantescos, cables de acero y una mentalidad contra toda adversidad, su paso es indeleble; los norteamericanos también dejan su huella, quizá sin demasiado afecto popular, trajeron energía más poderosa y moderna, ingeniería y personal capacitado, otra revolución de la industria de la mina.

Foto: Especial

OLOR

En su etapa, son ganadores de la primera guerra y su ideología es progresista, trabajan las minas con eficiencia pero la situación política de nuestro país no es favorable, adquieren un gran predio para un almacén general, casas habitación y una maestranza, un taller donde se elaborarían refacciones para la mina capacitando a mineros en otro oficio; La Maestranza desde su origen fue una escuela para mineros que tenían que fabricar desde clavos, refacciones, maquinaria y todo tipo de enseres para el trabajo bajo tierra, de un momento a otro en Pachuca se concretó un polo de desarrollo y además un lugar tradicional de Pachuca.

Foto: Carlos Sevilla

Lugar muy pachuqueño La Maestranza, durante años fue centro de trabajo y empleo, los norteamericanos, durante la segunda guerra mundial no pueden obtener insumos para continuar la explotación, ante la falta de obreros los mineros son incorporados a aprender un nuevo oficio y trabajo, en sus tiempos de éxito, decenas de trabajadores y una actividad que nunca volvió a verse; tenía una característica, al caminar en sus inmediaciones se percibía un olor peculiar, a combustibles, petróleo, diésel, grasa, aroma a trabajo, por sus talleres cientos de obreros dejaron su vida.

Abandonada y en disputa, La Maestranza debe ser respetada y conservada, es un testigo del paso de los norteamericanos y su contribución al desarrollo, forjó a muchos obreros que transmitirían el conocimiento, los trabajadores del metal que años después también sería otra vocación de muchos, talleres de torno, fabricación de piezas mecánicas y más; lugar histórico por su trascendencia individual y colectiva, espacio público para todos, memoria de un pasado que al borrarse, desaparecemos.

Foto: Especial
Mostrar más

Rolando García

Pachuqueño, periodista guionista, registrando la historia cotidiana de todos los días