Ex presidentes, aún no la libran

Agujeros Negros

El doble relevo en las administraciones municipales provocaron que la población desviara la atención sobre el estado en que dejaron a los ayuntamientos los gobiernos que fueron relevados por los concejos de administración municipal, aunque algunos de ellos iniciaron denuncias formales; ahora hay que esperar la revisión de las cuentas públicas por la Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH).

De ello se desprenderá un buen número de denuncias y aclaraciones por parte de los ex presidentes municipales a quienes se les descompuso el escenario político porque cambiaron las tendencias y por consecuencia los resultados electorales al posponerse las elecciones, ya que tuvieron que entregar la administración a representantes hasta de grupos opositores y adversarios políticos.

Algunos no pudieron negociar con sus sucesores apoyo en las campañas a cambio de cuidarles las espaldas, menos cuando el 18 de octubre los resultados fueron distintos a los que se esperaban cuando inició el proceso de renovación de los 84 ayuntamientos y varios de los ahora ex alcaldes se entregaron a los brazos del partido que se dijo que arrasaría, pero al final no fue así.

El trabajo del auditor superior Armando Roldán Pimentel, tendrá consecuencias legales para más de un ex presidente municipal, de los que por cierto hay una decena de solicitudes de amparo de la justicia federal en contra de posibles ordenes de aprehensión, por las denuncias iniciadas por los concejos, pero también si no llegan a aclarar las observaciones de la Auditoria Superior.

Al momento el caso más mencionado es el de Mineral de la Reforma, pero están pendientes una docena de ayuntamientos donde hay presunción de desvío de recursos, así que los ex alcaldes no pueden estar tranquilos todavía, ahora que lo ideal sería que todas las cuentas públicas fueran aprobadas y no tuvieran observaciones, pero eso es una utopía. El informe de la ASEH lo comprobará.