Finlandia y su excelencia educativa

Apuntes

Ubicada al noreste de Europa, la República de Finlandia con 338 mil kilómetros cuadrados y alrededor 5.5 millones de habitantes representa un referente de excelencia educativa a nivel mundial.

Detrás de tantos logros y reconocimientos existe visión, disciplina y mucho trabajo,  Finlandia ha encontrado la clave del éxito para su elevado posicionamiento mundial en la educación y tardaríamos muchos artículos como este en describir la historia y presente del imponente potencial que ha logrado, pues la calidad de su sistema educativo depende de muchas variables, por hoy, solo abordaremos algunos aspectos.

El peso que tiene la educación en el diseño de políticas para el desarrollo del país, así como en la adopción de metodologías educativas poco ortodoxas, pensadas en el presente y futuro de las generaciones más jóvenes es, sin duda, el eje que hace girar el entorno.

Desde el lanzamiento del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA) en el año 2000 a la fecha, Finlandia ocupa los primeros 3 lugares, los jóvenes finlandeses son los mejores lectores del mundo, además de ser el único país donde las niñas tienen más probabilidades de tener un rendimiento máximo en ciencias que los niños.

Algunas de las acciones que ubican en este lugar de excelencia a Finlandia son que la educación es gratuita desde el nivel preescolar hasta el nivel superior, al igual que los materiales escolares y los libros de texto, por lo que es accesible a todos; la profesión docente tiene prestigio y el maestro posee autoridad escolar y social, ya que son profesionales altamente capacitados y vocacionales; en su modelo la educación se personaliza y tan importante es el aprendizaje como el juego y el descanso, los padres se involucran permanentemente en las labores escolares, el inicio de la edad escolar es a los 7 años, no hay exámenes, las evaluaciones son valoraciones no calificaciones numéricas ya que el progreso de los alumnos se mide en función del desarrollo de ciertas competencias.

Pero todo se encamina a la felicidad del pueblo finlandés, los principios ontológicos de su modelo educativo consideran a la felicidad del estudiante como un fin, y dicho sea de paso, este 2021 Finlandia encabeza por cuarto año consecutivo la lista del Índice Mundial de la Felicidad, estudio realizado anualmente por la Organización de Naciones Unidas, ONU.

Lo cierto es que Finlandia es un país con altos índices de inversión en pilares tan importantes como la educación, aquí se cumple el principio de que la educación debe ser un parámetro de desarrollo personal y social y que es uno de los componentes más importantes en el desarrollo de toda una nación, su papel tan determinante en el progreso colectivo tiene también el poder de transformar pensamientos, comportamientos y formas de convivir, lo que se traduce en el incremento del nivel de vida.