Hasta 140 mdp para atender rezago de agua potable en Zimapán

Se necesita la construcción de una red de agua

Para atender el problema de escases del agua en el municipio de Zimapán, el presidente municipal Alan Rivera Villanueva estimó que es necesario cerca de 140 millones de pesos para la construcción y mantenimiento de los pozos.

Además, de redes de distribución, con lo cual se podría abatir uno de los principales rezagos históricos de esta demarcación.

Sin embargo, consideró que, al ser una cantidad importante, es necesaria una gestión paulatina y coordinada con los gobiernos de la Federación y del Estado pues los recursos municipales resultan insuficientes.

Te recomendamos: Comienza recuperación de la Laguna de Meztitlán tras sequía

Explicó que por lo menos requieren de la construcción de 10 nuevos pozos distribuidos en las comunidades de Guadalupe, San Pedro, Xhitá, Xajhá, La Cruz y Maguey Verde los cuales tendrían un costo aproximado de entre 7 y 8 millones de pesos cada uno.

En algunas de estas localidades ya cuentan con pozos de agua potable, pero por el tiempo que tienen, están a punto de colapsarse, además en otros puntos es necesario incluir una línea de distribución que permita llegar a otras comunidades.

Aunque el municipio cuenta con la presa Fernando Hiriart ubicada en El Infiernillo, dijo que es necesario incluir bombas para poder operar la red de distribución misma que ha ido deteriorándose, por lo que se requieren unos 5 millones de pesos.

Sin embargo, también han realizado un proyecto para que desde este punto pueda emplearse una línea de distribución y más tanques de abastecimiento para poder llegar a más comunidades que conforman la ruta del gigante.

Donde actualmente, se distribuye el agua mediante pipas, no obstante, expresó que esta propuesta requiere de una inversión de 60 millones de pesos.

Puedes leer: Municipios de la Huasteca afectados por la sequía desde tres años atrás

“Se tiene que generar estudios geofísicos para detectar el subsuelo donde hay mayor cantidad de agua… construir los pozos y a parte la línea de distribución y más tanques de abastecimiento”,

dijo.

Recordó que hace cerca de 30 años se detectó que el agua que consumían los habitantes contenía altos niveles de arsénico debido a la actividad minera.

Asimismo, aclaró que éstos pozos ya no se utilizan para consumo humano pero a raíz de ello es que el problema de la escases se incrementó.

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.