Cae Hidalgo cinco lugares en índice de competitividad: IMCO

Hidalgo cayó cinco lugares en el índice de competitividad, según el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), pues de estar en el lugar 17 en la anterior medición, hoy está en la posición 22 de las entidades federativas.

Con una condición compleja para la reactivación económica, se añade que la competitividad decreció y se encuentra como el estado con mayor decrecimiento detectado por el organismo.

Con base en los indicadores, la entidad registró números negativos porque aumentó la percepción de la corrupción estatal, y además de que la interacción de la ciudadanía con el gobierno (dos niveles) se redujo significativamente, en 13 y 12 puntos.

La población estatal dejó de interesarse por consultar las finanzas públicas en el último año y el acceso a la información fue menor.

Hidalgo para el IMCO se encuentra con un índice de competitividad media baja, pues durante el año de pandemia no logró enfrentar una condición adecuadamente y sobresalir en el crecimiento.

En el tema social, la entidad se encuentra en el lugar 18 y mejoró dos posiciones con respecto al año anterior. Sin embargo, en el tema político, la condición es desfavorable porque la percepción de la corrupción incrementó.

Además de que, a pesar de que 2020 fue un año electoral, la percepción de la ciudadanía fue negativa sobre la competencia y los resultados.  Del lugar 16 Hidalgo cayó siete posiciones, es decir, se ubicó en el 23 actualmente.

Puedes leer: Hidalgo no justificó 93 mdp del ramo 33: IMCO

Para abajo, en el rubro gobierno eficiente y eficaz

Otro ramo en el que también se nota el decrecimiento es en “gobierno eficiente y eficaz”, luego de que se ubicó en el lugar 27, tras caer seis lugares. La principal característica que se identificó fue una falta de interés por parte del gobierno estatal en escuchar a la ciudadanía, además de que la información sobre el presupuesto estatal etiquetado y el aplicado fue opaca.

Y a este rubro se suma la condición de que Hidalgo tiene un alto porcentaje de su población en la informalidad. Hay que destacar que, en materia de salud, se detectó que la población no estaba asegurada para enfrentar alguna enfermedad, sobre todo en un contexto de pandemia en que la seguridad social permitiría a los hidalguenses atenderse y salvar su vida.

Puedes leer: Rebasó gobierno estatal gasto asignado a educación y salud: IMCO

Números rojos en el ámbito laboral y relaciones internacionales

En cuanto al tema laboral la entidad está en semáforo rojo, pues el ingreso promedio de un empleado es menor a los 8 mil pesos mensuales, y la desigualdad laboral es marcada entre sectores.

A pesar de estar a un paso de la Ciudad de México, Hidalgo está considerada como baja en interconexión de vialidades, pues mientras que en el sur de la entidad se cuenta con vialidades de cuatro carriles para salida e ingreso, en el norte, es todo lo contrario. Además de que el flujo de pasajeros es muy bajo, aún comparado con otras entidades.

Respecto al renglón de “relaciones internacionales”,  Hidalgo está casi en el sótano, pues está ubicado en el lugar 29 de 32, luego de que descendió tres sitios, pues no se detecta flujo de pasajeros aéreos internacionales (no se cuenta con aeropuerto internacional) y por ende la derrama económica en el sector es nula.

En materia de innovación, aun con la existencia de un centro especializado, esta es prácticamente inexistente, pues son mínimas las patentes anuales por cada cien mil habitantes.

En los puntos positivos que refiere la entidad, se enlista el subíndice de derecho donde subió tres puntos, luego de que se redujo la incidencia delictiva; mientras que en el materia de medio ambiente no cambió de posición y se mantiene como la segunda entidad del país con prácticas positivas derivado del tratamiento de aguas residuales, pues en la entidad se encuentra una de la plantas más grandes del país.

Deja un comentario