Hidalgo se mantiene con 16% de nivel en rezago educativo

Hidalgo se mantiene con niveles de rezago educativo de un 16.6 por ciento en su población en edad de estudiar; mientras que en salud aun persiste la inaccesibilidad para un 25.1 por ciento de sus habitantes; y 5.7 por ciento vive en hacinamiento.

De acuerdo con los datos de Consejo Estatal de Población (COESPO) se desprende que las carencias sociales como instrumentos censales también muestran el panorama del desarrollo social. Y aunque en cinco años han reducido los indicadores de rezago educativo en 1.9 por ciento y en diez años 7.5 el relacionado con la salud, estos aun refieren que el abatimiento de la pobreza en el territorio es lejano.

Puedes leer: Reforma del Infonavit busca terminar con viejas prácticas

En materia educativa, el porcentaje detectado en 2015 fue de 18.5 por ciento de su población que no asistía a la escuela a pesar de estar en la edad y en la medición de 2020 reveló que se tiene aún el 16.6 por ciento.

Las cifras refieren que el porcentaje de la población con carencia por acceso a los servicios de salud en Hidalgo en el año 2010 era de 32.6 por ciento y para el año 2020 se ubicó en 25.1 por ciento; esto a pesar de que durante los últimos sexenios federales se contó con el desaparecido Seguro Popular.

En cifras referidas por el Consejo Estatal de Población (COESPO) se revela que en vivienda, el avance es escaso, pues el 2.5 por ciento de las viviendas tiene piso de tierra, .6 por ciento de la población vive en un hogar con techos de material endeble (como cartón, lamina o desecho); y en el1 por ciento su casa es hecha de embarro o bajareque, carrizo, palma, cartón, asbesto o material de desecho.

Puedes leer: Comunidad trans quienes sufren más discriminación laboral

En el caso del hacinamiento a pesar de Programas como Cuartos Rosas y otros,  el 7.5 por ciento de la población vive en esa condición. El agua entubada no llega al 5.8 por ciento, el 3.3 por ciento no cuenta con drenaje y el 6.8 por ciento no refiere contar con electricidad, mucho menos con refrigerador.

Los datos permiten a los tomadores de decisiones observar la dinámica de las carencias,  como herramientas para la implementación las estrategias y programas sociales que ayuden a combatir la pobreza.