Sociedad

Incremento del 15% al salario solo llegará al sector formal

El incremento al salario mínimo del 15 por ciento es un avance para el sector laboral sobre todo el obrero, pero hay un 55 por ciento de población que se encuentra en la informalidad y será muy complejo que llegue un incremento directo a su salario, señaló el investigador Carlos Mejía Reyes.

En entrevista, el profesor del área de sociología y demografía del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), explicó que el aumento es una acción positiva de justicia social para el sector trabajador de la cual no se tenía registro desde la llegada del Neoliberalismo (en la década de 1980).

“Por justicia para la clase trabajadora es un avance, pero el impacto es para un sector específico de cuatro millones de personas en el país, según afirmó la secretaria del Trabajo y Previsión Social, además de otro medio millón de empleados en la zona Fronteriza. No es poco, pero tampoco suficiente”.

Carlos Mejía Reyes, investigador social.

La problemática radica en que México es un país donde 55 por ciento de las personas trabajan en el sector informal donde no está regulado el salario y otras prestaciones, de modo que no accederán a este beneficio que desde el 1 de enero del 2021 entrará en vigor.

“Es un incremento justo, pero debería de haber algún mecanismo para hacerlo valer”, consideró Carlos Mejía, a la par que explicó que el caso de las trabajadoras del hogar y los jornaleros rurales, quienes deben de estar entre los beneficiados, pero como se ubican en la informalidad la mayoría, no accederán al incremento que el gobierno federal logró.

 Es un gran primer paso, no se puede demeritar, pero el 45 por ciento de los trabajadores son formales y en ellos aplicará el aumento, no así en el resto del sector, más cuando se trata del rural, donde se carece hasta de registros por parte de la Secretaría del Trabajo de cuántos y quiénes son, dijo.

El profesor del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 1 estimó excesiva la consideración de las confederaciones patronales, que calcularon el cierre de 700 mil empresas por el incremento del salario, pues refirió que se trata sólo de una inversión mayor en salario, pero al final les traerá un beneficio al tener mayor sueldo porque se tiene capacidad de compra.

“Se incentiva el mercado y el consumo pero a largo a plazo”, reflexionó.

Publicaciones relacionadas