Infancias en riesgo

Lo personal es político

“No olvides jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Esos derechos nunca se dan por adquiridos. Debemos permanecer vigilantes durante toda nuestra vida” cita de una de las teóricas mas importantes del feminismo, que el día de ayer 9 de enero se conmemoraron 113 años de su natalicio.

Una frase que, desafortunadamente a más de 100 años se encuentra vigente en nuestro país y que en Hidalgo, debemos de estar siempre alertas de lo que ocurre no solo a nivel estatal, sino también en los municipios, no solamente en el tema de los derechos de las mujeres, sino también lo que ocurre con niñas, niños y adolescentes, en dos casos particularmente ocurridos en Pachuca

El primero tiene que ver con el asesinato de tres niños en Pachuca perpetrado presuntamente por quien debería protegerlos y quererlos: su padre. De este hecho podemos analizar una serie de diversas situaciones que ocurren con las infancias en nuestro estado; a partir de la pandemia se ha puesto sobre la mesa lo que desde hace décadas el feminismo ha denunciado: la violencia contra niñas, niños y adolescentes; quienes son sus principales agresores son familiares que viven con ellas/os.  Este caso pone además la toxicidad sobre la que se construye la masculinidad, esa masculinidad que es capaz de matar mujeres porque son rechazados en sus intenciones de relacionarse, asesinar a sus hijos por venganza (como parte del móvil que se menciona en este caso), maltratar animales, es decir, que el cuidado de otras personas esta bajo riesgo en muchas casas justamente porque hace falta involucrar a los hombres en la(s) prevenciones de las violencia(s) ¿Dónde esta la política pública municipal y estatal?  Desde el Instituto Hidalguense de las Mujeres, en 2020 a través del Fondo para el Bienestar y el Avance de las Mujeres, un recurso federal que impulsamos desde el Consejo Social, insistimos en la importancia de trabajar con niños y adolescentes como parte de la prevención y no únicamente con las mujeres, pero hace falta mucho mas desde todas las secretarías y a nivel municipal.

El segundo asunto tiene que ver con la “reubicación” del lactario y la ludoteca que se había implementado en el DIF municipal de Pachuca, el cual tiene que ver con su derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral. Estos dos espacios tienen que ver con la posibilidad de que hijas e hijos de personas trabajadoras pudieran tener actividades en un ambiente propicio para realizar sus tareas y esparcimiento, además de quitar el área de atención psicológica infantil, un espacio necesario para brindar atención cuidando la privacidad y confidencialidad tan necesaria para niñas, niños y adolescentes. Esta reubicación tiene que ver para dejarle una espaciosa oficina innecesaria para la titular del DIF municipal, justo como lo menciona De Beauvoir: debemos permanecer vigilantes ante derechos adquiridos porque siempre se está en riesgo de retroceder como en esta situación

Es por ello y ante muchas situaciones más, que es necesario se implementen en los 84 municipios del estado los sistemas de protección integral para niñas, niños y adolescentes y se hagan programas que impulsen la crianza positiva y la democracia en las familias.

Adriana Patlán

Feminista, activista por los derechos de las mujeres, actualmente es Directora de la red por los derechos sexuales y reproductivos en México (ddeser) que acompaña en 15 estados el acceso al aborto legal y seguro, Consejera Social del INMUJERES por el estado de Hidalgo y Consejera Consultiva en temas de la Procuraduría de Justicia del Estado de Hidalgo.