Pachuca, la cuarta ciudad con repunte de inflación

En medio de una crisis económica que generó la pandemia por Covid-19, Hidalgo por segundo mes consecutivo presente una variación mayor de los precios del consumidor con 0.52 por ciento. Y se encuentra junto con Jalisco, Campeche, Ciudad de México y Tlaxcala entre las entidades, en donde se detectaron incremento en los productos, mercancías y servicios básicos.

Durante la primera quincena de mayo, la condición económica de los hidalguenses se vio afectada por una variación superior al promedio nacional que es de 0.42 por ciento en el caso de las mercancías. Pachuca es la cuarta ciudad que registro un repunte en sus precios, pues el aumento es del 0.56 por ciento en la variación de precios compara con 2020, de acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor que emite el INEGI quincenalmente.

La capital hidalguense se encuentra sólo por debajo de San Andrés Tuxtla en Veracruz (0.78), Iguala en Guerrero (0.58) y Coatzacoalcos (0.57). Su estatus es similar al de la última quincena de abril, pues los costos se han incrementado para el consumidor de primera mano.

Puedes leer: Inflación se ubica en 5.8%, pega a pollo y energéticos

En contraste, las ciudades como Mexicali en Baja California y Hermosillo en Sonora, obtuvieron la baja más importante, que es de -4.22 y -4.17 por ciento en sus precios, comprado con el año anterior.

Justo en mayo de 2020, se vivía la extensión del confinamiento por Covid-19, el cual demandó mayor número de productos básicos porque las personas se encontraban en sus viviendas, pero disminuyó a demanda de productos secundarios y servicios como el transporte porque se redujo el desplazamiento de las personas.

Puedes leer:

Entre los productos que registraron aumento en la primera quincena de mayo, se encuentran alimentos en un 0.45 por ciento. Y el que mayor incremento consideró es el jitomate con un 15.6 por ciento, seguido de la tortilla de maíz con el 1.45 por ciento, y el pollo con el 1.39 por ciento. A la baja están el limón y los ejotes, junto con las calabacitas y los tubérculos.  

En cuanto a los servicios como vivienda (renta) presentaron un aumento del 1.7 por ciento en promedio. Los combustibles como el gas doméstico bajó en 0.66 por ciento.