Ingresa a penal de Jaltocán sacerdote acusado de violar a una menor

El sacerdote José Luis G.E. comisionado en la iglesia de Yahualica ingresó al penal de la Lima en Jaltocán acusado de violación equiparada contra una menor de edad de Atlapexco y abuso sexual agravado contra una mujer de Yahualica.


El ministro de culto fue aprehendido en la cabecera municipal de Yahualica el martes por agentes de Investigación de Huejutla, y posteriormente fue presentado para la audiencia inicial ante un juez.


El cura, de acuerdo con los procedimientos de ley, en las próximas horas será vinculado a proceso y tendrá que enfrentarlo en el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) debido a que los delitos que se le imputan no alcanzan fianza.

Lee también: Alcalde de Zimapán se deslinda de fuga de su hermano Erick Marte


De acuerdo con el Código Penal para Hidalgo, en el artículo 179 señala que comete el delito de violación, quien por medio de la violencia física o moral realice cópula con persona de cualquier sexo, y se le impondrá prisión de siete a 20 años y multa de 70 a 200 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización.

En tanto que el artículo 181 establece que se aumentará una mitad la pena correspondiente si el delito fuera cometido por un servidor público o ministro de culto religioso.

Diócesis de Huejutla guarda silencio


La Diócesis de Huejutla que dirige Hirais Acosta Beltrán al momento no ha emitido ninguna postura al respecto, sin embargo, el pasado lunes los tres obispos de Hidalgo emitieron un comunicado dirigido a las mujeres en el marco del Día Internacional de la Mujer.

En el comunicado coinciden en que se pida respeto a los derechos de las mujeres y que preocupa la impunidad y la violencia que se vive en contra de la mujer.


Los obispos de Hidalgo dijeron que buscan el respeto y la promoción a los derechos de la mujer en cada iglesia.


Uno de los escándalos que llamó la atención en la Huasteca fue el del sacerdote Reinaldo Chávez López, aprehendido tres años después de que sus víctimas lo denunciaron, quienes señalaron que tenía la protección del obispo emérito Salvador Rangel Mendoza.

Te sugerimos: Protestan por desaparecidos en Tizayuca