Juan Carlos Hidalgo y su resistencia en la cultura musical

El también columnista y editor hidalguense comparte su pasión crónica por la música y las letras

Música, literatura y periodismo son algunas de las palabras con las que se reseña la extensa hoja de vida de Juan Carlos Hidalgo, quien transmutó la música en poesía y cuentos.

Con una trayectoria que supera las tres décadas, el también columnista y editor hidalguense comparte su pasión crónica por la música y las letras.

The Cure/Foto: Especial

“El punto de partida en mi historia es la música, en el instante en el que descubro la potencia y el espíritu liberador del rock, a su vez de entender que eso me llevaba hacia la literatura, el cine, las artes plásticas y el periodismo”,

mencionó el también escritor.

Te recomendamos: El Festival literario Tinta Bazar presentó el poemario «Raíces»

Desde joven, recuerda, tenía claro su camino en la comunicación, e inspirado en varios escritores, entre ellos José Agustín Ramírez Gómez, reconoció que la escritura le permitía contar historias para compartir.

“Yo creo en la teoría de los vasos comunicantes, en la que una cosa te lleva a otra y existen puntos de contacto, y de repente leer un libro de José Agustín fue una revelación, y a partir de ahí encontré una posibilidad enorme de creación”

Es así como a finales de los años 80, junto con amigos, y a partir del estallido de artistas y bandas de rock, creó el programa de radio “Producciones antiestáticas”, con contenido para jóvenes en introducción a la cultura alternativa.

Ya no más Canciones de Amor/Foto: Especial

En unión con distintas organizaciones, los miembros de “Producciones antiestáticas”, Marco Antonio Patiño, Benjamín Acosta, Carlos Cadena, Jorge Gómez y Juan Carlos Hidalgo, lograron expandir el proyecto de radio para traer a Hidalgo conciertos con bandas de rock nacionales e internacionales.

Periodismo musical

“Se quedó como leyenda urbana para otras generaciones la visita de Radiohead al Teatro San Francisco en 1994, permitiéndonos incursionar en el periodismo musical”,

Detalló que paralelamente participaba en el impulso cultural en todas las disciplinas, a través de su labor en el entonces Instituto Hidalguense de la Cultura, generando exposiciones, conciertos, conferencias y en general la oferta cultural para jóvenes.

Asimismo, trabajó en Radio y Televisión de Hidalgo produciendo programas musicales, al tiempo de continuar publicando en revistas como “La Banda Elástica”, “Al Borde” y “Pop Magazine”, de los Ángeles, California.

Juan Carlos hidalgo/Foto: Especial

“He desarrollado una carrera como escritor que se ha alimentado de la cultura rock, por ello en mis novelas e historias recupero otros instantes y estéticas para que sea inesperado o sorprendente para el lector”

Sus primeras publicaciones fueron libros de poesía: Loop traicionero, Suave como el peligro y Combustión espontánea, continuando la creación del cuento Trátame suavemente, y la novela La vida sexual de P.J. Harvey, escrita a cuatro manos con llallalí Hernández, entre otros.

Puedes leer: Red de Museos conmemora 200 años de Independencia de México en Huichapan

Observante del talento hidalguense

Desde su perspectiva, el periodista expone que la cercanía con Ciudad de México ha impedido el desarrollo de una estructura cultural en Hidalgo, no obstante, y a pesar del impasse, reconoce el esfuerzo y talento hidalguense.

“He tenido la suerte de encontrar muchísimo talento joven, con calidad en lo que hacen en distintas ramas artísticas, ya sea en la ilustración, diseño, poesía y literatura en general, de personas que tienen una cultura muy amplia y que obedecen a la actualidad”

Determinó que siempre faltará soporte para la cultura desde lo institucional; sin embargo, reconoce que la independencia y autogestión permitirán que la infraestructura del arte crezca y no dependa del gobierno.

“Hay que salir a buscar los espacios, al encuentro de la gente; hay que seguir mirando al futuro y buscar que se transforme el estado de las cosas desde distintas trincheras”.

Juan Carlos Hidalgo sentencia que no se necesita más que imaginación y constancia para crear proyectos innovadores, así como encuentros que impulsen la interacción artística.

“En esto del arte y la cultura tiene que existir una perseverancia a toda prueba; quien se rinde fácilmente no logra avanzar a través del tiempo, tanto la literatura como otras expresiones de las artes son una carrera de resistencia”

A través de su trabajo y espíritu vanguardista se ha convertido en pauta en la cultura y el periodismo musical en Hidalgo, así como un referente a nivel nacional e internacional.

“La invitación que siempre hago es a no rendirse, a no claudicar y a tratar que las cosas ocurran, que no permanezcamos con los brazos cruzados y aportemos nuestro granito de arena para hacer un cambio paulatino, para cuando se vea a través del tiempo tengamos la certeza de que hicimos algo”.

«Ya no más canciones de amor», de la Editorial Gato Blanco. /Foto: Especial

El dato

  • Juan Carlos Hidalgo es miembro del consejo editorial y columnista de la revista Marvin, colaborador de La zona sucia y Círculo Mixup y participa en las revistas Nexos, Yaconic y Zona de obras (España)
  • Escribió en las revistas La mosca en la pared, Indie Rocks, La banda elástica y Al borde, en los Ángeles, California
  • Es miembro de la Red de Periodistas Musicales de Iberoamérica y la Feria Internacional de la Música Profesional que organiza la Universidad de Guadalajara.
  • Entre sus publicaciones se encuentran las novelas “Ruta para entrar y salir del Nirvana” y “La vida sexual de P.J Harvey”, “Satán rechazó mi alma” y “Trátame suavemente”.
Mostrar más