Julio Valera, el nuevo blanco

Agujeros Negros

Con una trayectoria de 20 años en el sector educativo por el que pasó de la jefatura de administración y control en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) a las representación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Tabasco e Hidalgo, Julio Valera Piedras en los últimos días se convirtió en blanco del fuego amigo y enemigo en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) apenas se confirmó su ascenso a la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE).

Luego de un breve paso como jefe de la oficina del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, fue enviado como director general de Atención y Operación de Prospera, para en 2018 emprender un proyecto político con jóvenes que le dio buenos dividendos al PRI, lo que se observó en los eventos con ese sector que presidió el candidato presidencial José Antonio Meade Kuribeña.

El trabajo realizado lo llevó a la diputación local por la vía de la representación proporcional en la 64 Legislatura local de mayoría morenista con una fracción dominante del Clan Universitario, sin embargo los cinco legisladores supieron sortear el vendaval hasta llegar a tener mayor presencia con iniciativas y un uso inteligente de la tribuna, situación a la que contribuyó la división en la bancada morenista.

Con esas credenciales llegó a la Secretaría General del CDE del PRI, su posición se consideró un vaso comunicante entre los personajes centrales de la clase política priista, pero con interesantes retos por delante y en mancuerna con Erika Rodríguez Hernández, lograron lo que dos años antes se veía complicado: recuperar al PRI, aunque mucho contribuyó para ello el gobernador Omar Fayad Meneses, que se convirtió en su principal activo.

Ahora como presidente al ser postulada por Actopan, Erika Hernández, la dinámica no cambió, el trabajo político se intensificó y ese crecimiento lo convirtió en blanco de una campaña de ataques internos y externos, más cuando su candidatura para repetir como diputado local plurinominal está respaldada por el ex diputado federal y ex presidente del PRI Jorge Rojo García de Alba.

Este cierre de filas en torno a la jefatura política de Omar Fayad a la que sumaron otros actores como la senadora Nuvia Mayorga Delgado, parece no gustar a todos, de ahí los ataques de los últimos días, porque especulan que si los resultados vuelven a ser positivos al priismo Julio Valera coordinará la bancada y la 65 Legislatura local o permanecerá en el PRI y Jorge Rojo García iría al Congreso de Hidalgo, en una jugada clave para el próximo año.