¡Justicia para Victoria!

Lo cierto es que…

Ahora se trata de Victoria, salvadoreña, madre soltera, inmigrante, huye de su país por violencia de género hace unos años y en México recibe el más artero sometimiento que la lleva a la muerte en manos de la policía, supuestamente por “alterar el orden público”.
En Tulum, Quintana Roo, Victoria Salazar, salió de una tienda Oxxo la tarde del sábado. En los videos presentados por distintos medios de comunicación se le ve alterada, pero sin golpear ni hacerle daño a nadie. Sin embargo, encontró la muerte. Y llegaron muchas dudas ante el lamentable hecho. Ahora se sabe que Victoria era violentada por su pareja quien también abusó de una de sus hijas.
El feminicidio cometido por los policías que llegaron al exterior de la tienda, ha sido comentado desde el pasado fin de semana y colectivos de feministas, así como sus familiares, han exigido justicia. El video expuesto ha llevado a varias interrogantes: ¿Qué hizo Victoria? ¿Quién era Victoria? ¿Por qué huyó de su país?
Inmediatamente después de conocerse la noticia, a través de Twitter el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González y el presidente de El Salvador, Nayib Bukele hicieron declaraciones acerca de la situación y ambos pidieron justicia. Fueron detenidos los policías que participaron en los hechos, tres hombres y una mujer, en prisión preventiva y sujetos a juicio.
También fue detenida la pareja sentimental de Victoria por violencia y abuso hacia una de sus hijas, ella, la hija menor, fue localizada en un albergue ya que había sido resguardada ante la denuncia que hiciera su madre por violación.
Lo cierto es que… es toda una historia que no es ajena a lo que ocurre diariamente en el país, en donde asesinan a diez mujeres al día. No se actuó a tiempo para atender las denuncias, como casi siempre. Y cabría preguntarse ¿Si se hubiese atendido la queja de Victoria, permanecería viva?
Victoria huyó de su país por violencia, en México se quejó de violencia y violentamente fue asesinada sin haber hecho nada que la pudiera descalificar como indeseable. Pero eso sí, murió como Floyd de USA, sometida por policías entre la banqueta y la calle y subida a la batea de una camioneta como costal.
No cabe duda, la deshumanización de los elementos de policía de cualquier lugar del país ha llevado a consecuencias trágicas. Y este crimen no puede permanecer impune. Debemos seguir levantando la voz para impedir la violencia de género, feminicidios que se pueden evitar si las autoridades respondieran a tiempo.
No puede seguir habiendo Victorias para atender el auxilio de las mujeres que alertan de lo que están padeciendo. En nuestro país la policía está para ayudar, para atender, para salvaguardar la seguridad de la población, no para matar sin motivo aparente a una mujer que sólo clamaba por salir de la violencia.
Esto no puede seguir sucediendo
¡Justicia para Victoria!
Sígueme
Twitter@AidaSuarezCh

Aida Suárez

El periodismo es mi vida. Tengo cuatro libros sobre periodismo cultural que abordan el tema de migración. Me gusta la lectura, el cine y la música es mi pasión. Mi mascota es un colibrí que me saluda todas las mañanas desde la ventana.